ÚLTIMA HORA DE LOS ATENTADOS: Los investigadores encuentran restos de un segundo fallecido entre los escombros de Alcanar

El 18% de los trabajadores de Cantabria ha tenido alguna baja por enfermedad a lo largo de 2016


SANTANDER|

El absentismo en Cantabria registró un incremento en 2016 y en un 80 por ciento de los casos se debió a enfermedad, motivo por lo que el pasado año pidieron una baja el 18 por ciento de los trabajadores de ka región, según los datos expuestos en una jornada celebrada este miércoles en Santander organizada por APD, Solutia Global Health Solutions y Mutua Montañesa, en colaboración con CEOE-Ceyme Cantabria.

En la jornada, se ha alertado del "importante cambio de tendencia" que supone este incremento del absentismo, al poner fin a un "largo periodo de descenso" derivado de la crisis económica.

Además, según los datos expuestos en la jornada, en 2016 se haya registrado un incremento del número de incidencias y la duración de las bajas.

Esto supone un "dato curioso" según los expertos que han intervenido, que han explicado que "lo normal es que a mayor número de incidencias, la duración de las bajas tiende a disminuir".

Sin embargo, en 2016 se registró un incremento en el número de bajas de un 2,05% y la duración media de las mismas también creció hasta situarse en los 44, nueve días de media por baja.

Estos expertos han señalado que en Cantabria las cifras y la tendencia no son diferentes al resto de zonas de España. Así, en la región se ha registrado que en el 2016, el 18% de sus trabajadores han tenido alguna baja a lo largo del año, situando a Cantabria como la quinta comunidad autónoma con peores resultados en la duración media de los procesos de enfermedad común, según datos recogidos por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social.

Además de exponer las cifras, los participantes en estas jornadas han señalado que las medidas de control que se están tomando para la gestión de este tipo de procesos "no están dando los resultados esperados".

Por ello, consideran que es un hecho que "no puede pasar desapercibido por las empresas", que, según han subrayado, "tienen que poner medidas y soluciones internas para atajar este problema antes de que sea demasiado tarde".

Además, sostienen que el enfoque tradicional de seguimiento y control sobre las personas ausentes se ha demostrado a lo largo del tiempo "más que insuficiente".

Por ello, ven "del todo necesario ampliar la visión del fenómeno del absentismo y tratar de encontrar nuevos enfoques que permitan reconducir los indicadores de absentismo a cifras gestionables y aceptables".

Tras la celebración de la jornada, se ha celebrado, en las instalaciones del Hospital Ramón Negrete, de Mutua Montañesa, el primer consejo del año de APD en Cantabria, en el que el director general de Mutua Montañesa, Rafael Fonseca, ha participado como ponente en el posterior almuerzo.

Entre las cuestiones abordadas en el mismo cabe destacar que APD en Cantabria cerró 2016 con un total de 87 socios y 13 actividades celebradas, que congregaron a cerca de 1.000 directivos y empresarios cántabros.

De cara a este 2017, entre los objetivos destacados hay que mencionar la ampliación de la oferta de servicios de APD con la puesta en marcha de la formación in company.

En esta línea, desde la dirección de APD en Cantabria han trasladado a los socios que este año, Bilbao será el 23 de mayo la sede del III Congreso Nacional de CIO's (Chief Information Officer). Un encuentro en el que se espera reunir a más de 600 directivos y empresarios de toda España, y en el que se abordarán los 6 retos a los que tienen que hacer frente los CIO's de las empresas.

Asimismo, y como cierre a las novedades tratadas, en el ámbito internacional, ha destacado la apertura de APD Portugal.