Barreda cree que la integración laboral es el camino a seguir porque el trabajo "iguala, libera y, además, es un derecho"

TOLEDO, 20 (EUROPA PRESS) El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aseguró hoy que las administraciones y toda la sociedad han de trabajar y luchar por la integración laboral de las personas con discapacidad porque el trabajo "iguala, libera y, además, es un derecho de todos". En una entrevista en el programa 'SER Capaces' en el que colabora Mónica Patón, de la asociación Laborvalía de Ciudad Real, el presidente insistió en que la integración laboral "es el camino a seguir", y aseguró que, aunque en Castilla-La Mancha ya se han dado numerosos pasos hacia delante en este sentido, sí reconoció que "aún tenemos que seguir esforzándonos mucho", informó la Junta en un comunicado. Barreda aprovechó la ocasión para agradecer a todo el movimiento asociativo su labor "insustituible" a la hora de llegar "allá donde las administraciones no podemos llegar", y aseguró que "si no fuera por su colaboración, por su compromiso y por su ayuda, las cosas estarían bastante peor". Precisamente, el jefe del Ejecutivo autonómico dedicó unas palabras de agradecimiento a la asociación Laborvalía de Ciudad Real, organización para la promoción socio-laboral de las personas con discapacidad psíquica representada, en esta ocasión, por Mónica Patón. "Conozco su trabajo y la verdad es que hace una labor muy meritoria y verdaderamente inestimable", afirmó el presidente, que valoró el trabajo de esta asociación que, en la provincia ciudadrealeña, "ha tenido el buen criterio de asociar a muchas entidades para rentabilizar más los esfuerzos". Para Barreda, que ofreció el apoyo y la colaboración del Gobierno regional a todo este movimiento asociativo, la labor que cada semana realiza Mónica Patón detrás de los micrófonos es "la demostración evidente de que sois capaces de hacer cualquier cosa que os propongáis", e insistió en que "ningún hombre vale más que otro hombre, ya que por encima de la condición de ser humano no hay nada, y todos somos seres humanos". A este respecto, Barreda reiteró que "lo contrario de la igualdad no es la diferencia, sino la desigualdad" y aseguró que "todos somos diferentes, pero iguales en derechos". TRAYECTORIA VITAL Y PROFESIONAL Por otro lado, Barreda hizo un breve repaso a su trayectoria vital, profesional y política, y reconoció que lo más satisfactorio de su trabajo es el contacto con la gente, especialmente cuando tiene la oportunidad de visitar algunos de los centros educativos públicos de Castilla-La Mancha en los que comprueba "cómo pueden llegar a cambiar las cosas, y lo que cambiarán". También le hace sentir orgulloso, en su visita a centros ocupacionales de la región, el esfuerzo "de todas aquellas personas que saben que tienen que trabajar duro para poder cumplir sus sueños" pues, aseguró, "no hay mayor compensación que cuando ves que haces cosas que sirven a los demás". Asimismo, el presidente consideró que su trayectoria política "está en gran medida cumplida", pues "con la edad que tengo lo que quiero hacer es esforzarme para que, entre todos, en Castilla-La Mancha seamos capaces de superar las dificultades". Barreda aseguró ser un apasionado de Castilla-La Mancha y se mostró muy orgulloso de poder trabajar en esta tierra que le fascina y que le ofrece la oportunidad de poder trabajar codo con codo y colaborar con sus paisanos. Durante el recorrido a su trayectoria vital y profesional, el presidente recordó su apuesta por la Universidad de Castilla-La Mancha y los años anteriores en los que finalizó su formación como profesor titular de Historia Contemporánea. El presidente no quiso despedirse sin antes declararse fiel seguidor del Balonmano Ciudad Real y desear a todas las personas con discapacidad "que tengan sueños y propósitos, se esfuercen para cumplirlos y los consigan".