Economía/Laboral.- Barreda se opone a abaratar despidos para salir de la crisis y propone un cambio del mercado laboral

Critica los planteamientos de la derecha, que encabeza Esperanza Aguirre, que hablan del fin de la historia y las ideologías TOLEDO, 12 (EUROPA PRESS) El presidente del Gobierno de Castilla-La Mancha, José María Barreda, mostró hoy su oposición al abaratamiento del despido como solución para salir de la crisis económica, e incidió en la necesidad de modificar el modelo productivo y el mercado laboral, y que éste se base en la industria y en el empleo de calidad. Barreda realizó estas manifestaciones en la presentación del VII Congreso Regional que CCOO celebra durante hoy y mañana en la capital regional, marco en el que defendió que no es momento de abaratar el despido, "sino de valorar del trabajo y ponerlo en el centro del sistema económico". El titular del Gobierno regional, que afirmó que no se resignará en la lucha contra el desempleo, afirmó compartir el análisis realizado por el secretario general de CCOO, Juan Ignacio Fernández Toxo, sobre los orígenes de la crisis, indicando que "la cara más dramática de ella son los que pierden sus empleos". "Debemos ofrecerles políticas activas para que cuanto antes vuelvan al mercado laboral, y mientras tanto ofrecerles protección social". En ese sentido, dijo compartir con el Gobierno de la nación la necesidad de mantener las prestaciones sociales, porque la sanidad, la educación y el bienestar social "no pueden estar en juego". "Hay que salir de la crisis, mejor de lo que entramos", aseveró Barreda quien incidió en que para ello es necesario cambiar el modelo productivo. Tras aludir a la decisión del primer ministro inglés, Gordon Brown, de renacionalizar la escuela pública primaria, "como ejemplo de las políticas que nos han llevado a este desastre", habló también de las teorías que hablan del fin de las ideologías y de la historia, y que indican "como única concepción del mundo la del 'neocon'". "A lo que estamos asistiendo es a la gran quiebra de esa ideología que tenía consecuencias concretas en lo financiero económico, y en lo social", manifestó Barreda que defendió la socialdemocracia y el papel del Estado en la defensa del bienestar social de los ciudadanos, sea cuales sea su circunstancia. "Frente a esta posición, la otra, con un coro en España muy importante encabezado por la presidenta de Madrid, y seguida por toda la derecha secundaba esos planteamientos, y es conveniente decir que no es verdad que ha terminado la historia, las ideologías y que todos seamos iguales", manifestó Barreda. "Cuando se hace esa identificación de la política y de los políticos como si todos fuésemos un bloque monolítico sin a penas diferencias, hacemos un flaco favor a la derecha, que haciendo política dicen que no son políticos, porque en el fondo lo que les gustaría es que hubiera solo mercado y no hubiera estado democrático", criticó. SINDICATOS "ALIADOS LEALES Y EXIGENTES" En otro orden de cosas, el presidente castellano-manchego destacó la trayectoria de CCOO en la región, diciendo que "alzando el puño y la palabra ante los empresarios y los poderes siempre en pro de la clase trabajadora, nadie os ha regalado nada". "El mejor sindicalismo, y esto lo he aprendido de vosotros, no es el que más vocifera, sino el que mejor defiende a los trabajadores", apostilló. Ensalzó también el papel determinante que los sindicatos han desarrollado en la historia reciente de la región, que "habéis contribuido a que creamos en nosotros mismos, y a que seamos una región que reclama sus derechos, no basados en los fueros, sino en el bienestar social de sus gentes". "Juntos hemos lidiado múltiples batallas, y porque habéis sido un aliado leal y exigente mi gobierno reconoce vuestra contribución, en el avance de Castilla-La Mancha y por ello respetamos vuestra autonomía en la negociación colectiva para que esta sea más fácil y eficaz", defendió Barreda. Por último, reconoció también que la movilización de los sindicatos convirtió la siniestralidad laboral en un problema social y una prioridad para el Gobierno regional, ante el cual "no bajaremos la guardia". "Es necesario que sigáis siendo un sindicato a la ofensiva para crear un futuro de calidad para los castellano-manchegos, porque si a vosotros os va bien, a Castilla-la Mancha también", concluyó.