La jubilación voluntaria a los 65 años paliaría a corto plazo la falta de médicos, según expertos del ramo

Advierten de que el 25 por ciento de la población médica andaluza se jubilará en los próximos 10 años MÁLAGA, 28 (EUROPA PRESS) El Colegio de Médicos de Málaga y las organizaciones sindicales CC.OO, UGT, ASTISA y Sindicato Médico coincidieron hoy en que la jubilación voluntaria para los facultativos que cumplen los 65 años "paliaría a corto plazo" la falta de profesionales en la comunidad andaluza. El presidente del Colegio de Médicos de Málaga, Juan José Sánchez Luque, recordó que en 2003 el Gobierno andaluz aprobó una Ley que obliga a los facultativos a jubilarse a esa edad, una medida que, según expuso, "provocó que en 2004, fecha en la que se materializó la normativa, se fueran a la calle 432 médicos a los que avisaron con tan sólo una semana de antelación". Desde entonces, prosiguió, "continúan jubilándose profesionales sanitarios obligatoriamente, lo que está provocando una evidente falta de profesionales, que va en incremento". Por ello, advirtió de que en los próximos diez años se jubilarán sólo en Málaga "el 46 por ciento de los especialistas en Medicina Interna, el 40 por ciento de los cirujanos digestivos, el 40 por ciento de los cardiólogos, el 37 por ciento de los anestesiólogos, el 35 por ciento de los traumatólogos y el mismo porcentaje de ginecólogos". "Son cifras que muestran un problema real al que hay que poner soluciones", prosiguió Sánchez Luque, al tiempo que el vicepresidente primero del Colegio, Miguel Valenzuela, señaló que una de las posibles soluciones "pasa por una jubilación flexible". "Se trata de una jubilación inoportuna, ya que somos profesionales totalmente capacitados para poder seguir ejerciendo la medicina", subrayó el citado colegiado. Con todo, desde el punto de vista jurídico los colegios de médicos no tienen competencias para ir en contra de la Ley, por lo que el coordinador de la Asesoría Jurídica del Colegio de Médicos, el abogado José Enrique Peña, sostuvo que "la única salida es recurrir los casos de manera individual, tal y como está haciendo la Asesoría". Para el presidente del Sindicato Médico, Fermín Parrondo, estos casos responden a un "sectarismo político laboral, puesto que Andalucía es la única comunidad que no admite la voluntariedad en la jubilación". Según Parrondo, la intención de la Junta es "jubilar a aquellos que tienen su plaza fija por oposición desde hace años y sustituirlos por médicos con plazas inestables". Por su parte, el secretario provincial de Sanidad de CC.OO, Rafael González, añadió otras propuestas, además de la jubilación voluntaria, que acaben con el déficit de facultativos como evitar el flujo migratorio de médicos a otras comunidades autónomas e incluso a otros países; incluir a los médicos residentes de último año en el sistema, o solicitar una moratoria de la Ley de Compatibilidades del Servicio Andaluz de Salud (SAS), "que incrementaría el número de profesionales disponibles". El representante de UGT Juan Carmona recordó, por otro lado, "que hace años se aprobó la Ley sin pensar en las consecuencias que está trayendo" y señaló que están a favor de la voluntariedad "y aún más en la coyuntura actual". Por su parte, el director del Área del Defensor del Colegiado, Federico Ristori, mencionó que Andalucía es la comunidad "que peor paga a sus médicos, uno de los motivos por lo que muchos se marchan a trabajar a Portugal y al Reino Unido, donde además están mejor considerados profesionalmente".