AMPL.- Sólo dos de cada diez empresas de Baleares con más de 250 trabajadores aplicará en breve un Plan de Igualdad

Actualmente, el 35 por ciento de las empresas de las islas ya ha hecho un diagnóstico para aplicar en 2009 un Plan de Igualdad PALMA DE MALLORCA, 09 (EUROPA PRESS) Sólo dos de cada diez empresas con sede social en Baleares y con más de 250 trabajadores aplicará en los próximos meses un Plan de Igualdad entre hombres y mujeres, si bien actualmente, ninguna empresa de las islas con este número de empleados, ni ninguna institución pública ha puesto en marcha esta iniciativa, aunque algunas administraciones como el Govern, el Consell de Mallorca y los Ayuntamientos de Palma y Mahón ya han comenzado los trabajos previos realizando un diagnóstico de la discriminación existente. Así lo informó en la presentación de la Campaña de Igualdad para el 2009 la directora general de Responsabilidad Social Corporativa, María Durán, quien desveló que actualmente, el 35 por ciento de las empresas de más de 250 trabajadores y con sede en el archipiélago ha comenzado a hacer un diagnóstico de la situación, con el fin de implantar en 2009 un Plan de Igualdad, en cumplimiento de la Ley para la igualdad efectiva entre hombres y mujeres, aprobada en el Congreso de los Diputados en marzo de 2007. En este sentido, la secretaria de Igualdad y Participación de UGT, Maite Silva, precisó que en estos momentos, sólo las empresas estatales con más de 250 trabajadores y con presencia en Baleares han implantado, tras acordarlo con los sindicatos, un Plan de Igualdad en las islas, con el fin de evitar cualquier tipo de discriminación laboral entre mujeres y hombres. Por este motivo, la consellera de Trabajo y Formación, Joana Barceló, remarcó que su objetivo es que en el 2009 todas las instituciones públicas de Baleares y las empresas con más de 250 empleados apliquen el citado Plan, teniendo en cuenta, según explicó, que la tasa de ocupación de los hombres supera en un 15 por ciento a las de las mujeres que, a su vez, en muchos casos cobran un 20 por ciento menos que los hombres, pese a realizar el mismo trabajo. Silva indicó que actualmente, las mayores discriminaciones que sufren las mujeres, en relación a los hombres, son las dificultades que tienen para acceder a un puesto de trabajo y para promocionarse dentro de una empresa, con el fin de lograr una mayor responsabilidad. En esta línea, criticó que los empresarios "premian más el esfuerzo físico que las habilidades manuales". En similares términos se expresó la responsable de la Secretaría de la Mujer de CCOO, Agustina Canosa, quien apuntó que en los diferentes convenios colectivos, hay "discriminación indirecta", debido a que la mayoría de los pluses económicos que los empresarios otorgan a sus trabajadores van dirigidos a los hombres, lo que, a su juicio, refleja que "no se valora igual un trabajo que hace un hombre que el que realiza una mujer". En esta línea, Barceló recalcó que las mujeres deben tener las "mismas oportunidades" en las empresas, ya que están "perfectamente capacitadas y preparadas" y, por tanto, dijo que no incoporarlas es un "desaprovechamiento, porque ninguna compañía u organización que quiera progresar se puede permitir tener un colectivo tan importante fuera de sus direcciones". Además, añadió que la incorporación de la mujer en el mundo laboral es una cuestión de "justicia, eficiencia y de funcionamiento económico", ya que "se incrementa el consumo familiar y ayuda a crear nuevos espacios de ocupación en los trabajos que las mujeres dejan de realizar en su hogar". En parecidos términos se expresó el presidente de la CAEB, Josep Oliver, quien sostuvo que en las empresas "no debe haber ninguna discriminación por razón de sexo" y, en este sentido, consideró que toda la sociedad "debe hacer un esfuerzo para que así sea, mientras que los compañeros de trabajo también se deben concienciar en este aspecto". Por su parte, el presidente de Pimem, Juan Cabrera, recordó que los hombres y las mujeres están "igual de preparados" y, por esta razón, estimó que los sindicatos deben "ponerse las pilas y reconocer qué personas están capacitadas para estar en cada uno de los puestos de trabajo". CAMPAÑA DE IGUALDAD Barceló anunció que al igual que en 2008, este año se ha puesto en marcha una campaña destinada al empresariado, con el objetivo de promover la igualdad de oportunidades en el ámbito laboral para evitar acciones de discriminación por razones de género en el mundo del trabajo. La consellera destacó que este año también se destinarán 60.000 euros para ayudar a las pequeñas y medianas empresas de Baleares a implantar planes de igualdad, pese a que la Ley para la igualdad no obliga a aplicar esta iniciativa en las empresas con menos de 250 trabajadores. Así, recordó que gracias a estas ayudas económicas, que pueden ascender a un máximo de 3.000 euros por empresa, se beneficiaron a siete de las nueve empresas que presentaron su proyecto en 2008, y que sumaban un total de 600 trabajadores. Por otro lado, Dubón detalló que las diferentes actividades que se desarrollaron con la campaña de igualdad en 2008 beneficiaron a 6.000 personas pertenecientes a 118 empresas y 10 entidades económicas. Concretamente, señaló que 460 personas participaron en los 13 cursos de formación que se llevaron a cabo sobre planes de igualdad, así como sobre el desarrollo de la Ley Orgánica de Igualdad, tanto en el ámbito de las mujeres directivas, como en el del fomento de la autoocupación para mujeres paradas. Finalmente, la directora general de Responsabilidad Social Corporativa subrayó que también se celebraron varias conferencias sobre los planes de igualdad en las empresas, así como la primera Feria 'Mujeres Gestionando', que fue visitada por 5.000 personas entre el 11 y el 13 de diciembre en el recinto ferial de Palma.