Expertos piden que el 'mobbing' maternal se incluya en los planes de prevención de riesgos laborales de las empresas

MADRID, 9 (EUROPA PRESS)

Psicólogos y juristas piden que el acoso o 'mobbing' maternal se tenga en cuenta en la elaboración de los planes de prevención de riesgos laborales de las empresas y que se forme e informe a los trabajadores de cómo actuar en estos casos, según se ha destacado en la 'I Jornada sobre Mobbing Maternal', organizada por Universidad 2015, que se ha celebrado esta semana en Madrid.

La directora general para la Igualdad en el Empleo del Ministerio de Igualdad, Capitolina Díaz, lamentó que haya una tendencia a pensar que el embarazo reduce la dedicación en la empresa y criticó que "los hombres pierden más días de trabajo por lesiones deportivas, que las mujeres por baja maternal". De hecho, se preguntó "¿qué son 16 semanas en 35 años de vida laboral?".

En este sentido, defendió que "este tipo de acoso no comienza en el momento del parto", sino que también afecta al acceso de empleo (pues las mujeres sin hijos en edad propicia para tenerlos tienen más difícil encontrar trabajo), a la formación profesional y "especialmente" a la promoción dentro de la empresa.

La inspectora de trabajo María Dolores de la Fuente, destacó que no hay que empeñarse "en convertir en heroína a la mujer acosada", pues muchas veces "es imposible aguantar que te hagan la vida imposible y hay que optar por abandonar, aunque hoy en día las mujeres tienen instrumentos y herramientas para defender sus derechos".

Asimismo, consideró que aunque "se ha avanzado mucho", en realidad sigue habiendo discriminación a la mujer, pues se siguen manteniendo categorías en femenino, no hay discriminación positiva, se intuyen diferencias salariales, hay dotes por matrimonio y, por norma general, las empresas no incorporan planes de igualdad.

AYUDAS PARA LA IGUALDAD

Díaz remarcó que los objetivos desde el Gobierno en este tema son "mejorar y adaptar" el marco normativo y proporcionar líneas de información a las empresas sobre sus derechos y obligaciones en relación a la discriminación en el trabajo por razón de sexo, embarazo o maternidad, pues están "poco enteradas".

Además, recordó que las empresas de menos de 250 trabajadores que quieran voluntariamente poner en marcha planes de igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres pueden pedir una ayuda de 10.000 euros que cubra los gastos relativos a la implantación del proyecto. Asimismo, a las entidades de más de 250 trabajadores, que deben tener un Plan de Igualdad, se les ofrece un servicio de ayuda técnico para hacer un diagnóstico de su situación en esta materia.

Así, animó a las empresas a "aprovecharse" de las ventajas económicas y productivas existentes en contratación de mujeres y embarazadas, como por ejemplo la reducción de cuota empresaria de 1.200 euros durante cuatro años por contratar de forma indefinida a tiempo completo a una mujer en los 24 meses siguiente al parto, adopción o acogimiento.

Por su parte, la abogada Beatriz Gutiérrez-Solar Calvo recordó que los empresarios deben sancionar obligatoriamente a los empleados que hayan llevado a cabo una conducta acusadora, aunque tienen libertad de cómo hacerlo. "Los empresarios tienen que gestionar esta materia con más seriedad", remarcó.

EMBARAZO COMO OPORTUNIDAD

La psicóloga Sandra Cuadrado exigió a los empresarios que consideren la maternidad como "una oportunidad y no como una amenaza a la rentabilidad". A su juicio, una mujer embarazada aporta buenos valores a la empresa, entre ellos, el de seguridad, estabilidad, fidelidad y apertura a mundos familiares y emocionales. "Una mujer que se siente protegida cuando está embarazada es fiel a la empresa, porque está agusto", señaló.

Al contrario, remarcó que las conductas de acoso maternal en la empresa disminuyen la productividad, la imagen negativa de la empresa y, en el caso de que sean denunciadas, provocarían gastos por incidencias judiciales y sanciones económicas.

En general, considera que se deben transformar los valores culturales de la empresa y piensa que apostar por los planes de igualdad, contribuye a ello y es "una forma de feminizar el mundo empresarial en su sentido de integración".

Por último, Díaz aplaudió que el 80 por ciento de los padres españoles se cojan el permiso de paternidad, pues indica que ha crecido la corresponsabilidad entre la pareja y ha nacido una "nueva generación de padres" que se involucran en las labores de cuidado de los hijos. Por ello, cree "muy positivo" que en tres años dicho permiso o licencia se eleve a 20 días y, más tarde, a los 30.