Federación Española de Mujeres Directivas reivindica la jornada laboral de 9 a 17 horas como solución a la conciliación

Afirma que la forma de hacer cumplir la Ley de Igualdad es "tocando el bolsillo" de los empresarios

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

La presidenta de la Federación Española de Mujeres Directivas, Ejecutivas, Profesionales y Empresarias (FEDEPE), Carmen Sanz, reivindicó hoy la jornada laboral de 9 a 17 horas como solución a los problemas de conciliación entre el trabajo y la vida personal y como paso definitivo para la corresponsabilidad entre hombres y mujeres al frente del hogar.

En declaraciones a Europa Press, Sanz incidió en que "ya va siendo hora de que las oficinas de este país apaguen las luces a las cinco de la tarde porque si en Europa se trabaja de 9 a 17 horas y son más productivos y tienen mejor índice de natalidad, quizá vaya siendo la hora de que España deje de ser diferente".

Según denunció, el sistema productivo actual está organizado de forma que "quedarse más horas en el puesto de trabajo es sinónimo de un mayor compromiso con la empresa", cuando, en realidad, "si no da tiempo a realizar el trabajo diario en 8 horas, quizá es porque esa persona no vale para ese trabajo" o porque se debería contratar a alguien más para realizarlo.

FEDEPE, que está especializada en la creación de "sinergias y redes" entre mujeres profesionales para solventar "una de las principales carencias" a las que se enfrenta este colectivo, defiende la reducción de horarios para que tanto los hombres como las mujeres puedan atender a su vida personal, pero especialmente éstas, que se ven más afectadas por la "falta de corresponsabilidad" entre géneros.

"Nuestros horarios hacen que muchas mujeres al tener hijos, decidan no optar a puestos de decisión y responsabilidad porque eso, en este país, exige muchísimas horas de trabajo lo que hace imposible conciliar", explicó Sanz, para incidir en que si el horario fuera como el del resto de Europa, "las mujeres y los hombres lo tendrían más fácil y no tendrían que renunciar a nada, como ahora".

LOS CONSEJOS DE ADMINISTRACIÓN

"Otra batalla" para la organización es, según Sanz, "que la Ley de Igualdad sea algo más que una recomendación y tenga más peso", especialmente en lo relativo a la presencia de las mujeres en los consejos de administración de las grandes compañías.

Para lograrlo, FEDEPE propone "que la aplicación de la ley se pueda ver en los impuestos a las empresas, de forma que las que tengan paridad, faciliten el teletrabajo, los horarios flexibles y apaguen la luz a las cinco de la tarde, tengan beneficios fiscales".

"Vivimos en un país en el que hay que hacer mucho más porque a pesar de los esfuerzos del Gobierno, a las empresas les tiene que doler el bolsillo porque si no, los hombres no van a abandonar su cuota de poder ya que no tienen ningún interés, y o se les motiva o no se conseguirá nada", señaló Sanz.

En este sentido, incidió en que si el 50 por ciento de la población es femenina, este debería ser el porcentaje de mujeres en los puestos de toma de decisiones en todos los ámbitos y para ello, "hay que empezar desde arriba". "Tenemos que cambiar los equipos de arriba para que las decisiones que se tomen sean paritarias abajo porque si quienes deciden son los hombres, lo natural es que escojan a hombres, aunque sólo sea por desconocimiento", denunció.