Una experta aboga por acabar con prácticas como el rasurado o la episiotomía en el parto por considerarlas de "maltrato"

MADRID, 17 (EUROPA PRESS) La psicoterapeuta argentina Laura Gutman abogó hoy, durante las III Jornadas Profesionales Suavinex, por acabar con prácticas generalizadas como el internamiento precoz; la "denigración" que supone el rasurado y el enema; las inducciones rutinarias mediante oxitocina artificial; las episiotomías sistemáticas; y la aplicación de anestesia epidural, al considerar que son prácticas que "maltratan" a las mujeres durante todo el proceso del parto. Durante su ponencia 'Crianza para un mundo mejor. El rol de la matrona respecto a la díada madre-bebé', destacó la importancia de ofrecer a la futura madre un trato individualizado durante el parto y acabar con la "institucionalización del maltrato" al que se somete a la mujer puérpera en los centros hospitalarios. En su opinión, es necesario revisar las rutinas y el sometimiento en la atención al parto, "que impera en occidente", y eliminar la imagen de que un parto rápido y medicalizado sea sinónimo de "un buen parto". Asimismo, explicó que es fundamental para la futura madre que cuente con la posibilidad de tener un parto "respetuoso y cuidado, diferente en cada caso". Y, para ello, defendió la importancia de reinterpretar el papel de las comadronas. "Antes del parto es imprescindible que proporcionen un acercamiento humano a la madre, para saber si ambas se eligen para compartir la escena del parto; durante el proceso de dilatación y parto deben darle amor, cobijo y disponibilidad emocional; y después brindarle presencia, apoyo, sonrisas y confianza para ayudar a que la madre pueda seguir sus propias intuiciones para la crianza del niño", concluyó.