Croem defiende que la "elevada presión fiscal que soportan las empresas" es un obstáculo para la creación de empleo

El índice de comercio minorista intenta subsistir en 2009 con bajadas de precios agresivas e innovadoras políticas de marketing

MURCIA, 10 (EUROPA PRESS)

La Confederación Regional de Organizaciones Empresariales de Murcia (Croem) defiende, en su boletín de coyuntura económica correspondiente al último trimestre de 2008, que "la elevada presión fiscal que soportan las empresas españolas constituye uno de los principales obstáculos para la creación de empleo y riqueza, al tiempo que se sitúa como el principal freno para la competitividad exterior de la economía nacional y regional".

Esta conclusión se desprende del prestigioso informe 'Doing Business' del Banco Mundial para la anualidad 2009. Atendiendo a este informe, la carga tributaria que soportan las compañías nacionales es el obstáculo más relevante para la actividad económica y creación de empleo.

De hecho, España ocupa el puesto 84 en el ranking de países en el capítulo de tributos hacia las empresas, a la zaga de la mayoría de países desarrollados.

En este boletín, Croem señala que la Región de Murcia cerró un año más con un crecimiento económico superior a la media española aunque el balance del conjunto no puede ser positivo, ya que los efectos de la crisis sobre el empleo fueron "devastadores".

Pero, resalta, "lo que añade más incertidumbre es el hecho de desconocer cómo y cuándo se tocará fondo, sobre todo si no se reactivan unas condiciones más benignas de acceso al crédito".

A su juicio, se requiere más que nunca una acción conjunta y enérgica de todos los agentes, que sirva para atenuar, en la medida de lo posible, el destrozo generado, pero también para asentar las bases de una nueva etapa de crecimiento.

En 2008, y después de una intensa etapa de crecimiento económico, la Región de Murcia registró un incremento del PIB del 1,5 por ciento, "cifra que si bien es modesta, mejora la media nacional (1,2 por ciento)".

Pero la tasa, "aunque positiva en términos de producción, lanzó un saldo negativo en términos de empleo", puntualiza. Por sectores, Agricultura, Energía y Servicios mantuvieron un buen ritmo pese a la gravedad de la crisis.

Así, Agricultura fue uno de los sectores que mostró un crecimiento positivo de su valor añadido durante 2008 (con una tasa de variación del 2,4 por ciento). Apunta que hay que tener en cuenta la dependencia de este sector del trasvase Tajo-Segura, por lo que su derogación, insiste sería "una catástrofe".

Croem augura que la caducidad del Tajo-Segura supondría una reducción del 9,4 por ciento del PIB y del 10,3 por ciento del empleo regional, lo que se traduciría en la pérdida de 51.500 empleos y 1.700 millones de euros.

La Agricultura resultará la rama más perjudicada con la destrucción de 18.200 empleos (-46,5 por ciento) y una caída del PIB superior a los 425 millones de euros (-50 por ciento); aunque el sector industrial se resentirá considerablemente por la notable ponderación de actividades para los que las ramas agrarias son proveedores o clientes directos.

También afectaría al comercio, interregional y el exterior, elemento que sentirá los efectos de la derogación muy especialmente habida cuenta la destacada ponderación (en torno al 60 por ciento) de las ramas agroalimentarias.

Por todo ello, pidió al Gobierno central que promueva una gran pacto nacional sobre el aprovechamiento de los cursos en las distintas Cuencas, a través de su interconexión.

No obstante, la Industria fue el sector más castigado durante 2008, con una intensa destrucción de empleo -13.600 ocupados menos a cierre del ejercicio respecto a diciembre de 2007, según EPA- y una recesión en términos de valor añadido bruto del 5,6 por ciento, según INE

Durante el último año, el sector de la construcción profundizó la tendencia descendente iniciada a mediados de 2007, después de haber alcanzado la madurez de su ciclo de crecimiento. Según INE, el PIB del sector retrocedió un 4,7 por ciento durante 2008, que contrasta con un crecimiento del 7,1 por ciento apenas dos años antes.

En tan sólo dos años la Construcción ha pasado de ser la actividad regional con mayores tasas de crecimiento, a presentar un acusado deterioro -solamente superado por Industria-.

El subsector comercial se encuentra entre los más afectados por la demanda interna. El índice de comercio minorista, con fuertes descensos mensuales durante todo el año, intenta subsistir a la crisis en los primeros meses de 2009 con bajadas de precios agresivas e innovadoras políticas de marketing.

Por otra parte el sector del automóvil no levanta cabeza y acumula un descenso de las matriculaciones del -41,9 por ciento en 2008, registrando tasas similares en los dos primeros meses de 2009.

La patronal murciana también destaca que los últimos meses de 2008 han resultado especialmente desfavorables para las ramas turísticas, que hasta septiembre presentaban un registro de suave descenso, situación que se ha agravado hasta alcanzar una bajada del número de viajeros cercana al 6 por ciento en cómputo anual.

En la parte final de 2008 se observa ya "un cierto estrangulamiento financiero en la Región de Murcia" que, derivado de los problemas internacionales en este ámbito, comienzan a tener "importantes repercusiones sobre las principales entidades financieras que operan en la Región, pero también sobre las empresas y familias que intentan acceder al crédito", advierte Croem.

No obstante, el aumento de las rentabilidades ofrecidas por los depósitos en el último trimestre del año ha favorecido que las familias murcianas aumenten su ahorro en depósitos hasta casi 23.500 millones de euros en el tercer trimestre.

Correlativamente, el volumen de crédito que familias y empresas tienen pendiente devolver a entidades financieras ascendía a 49.641 millones en el tercer trimestre.

MERCADO TRABAJO

Croem calificó la segunda mitad de 2008 como "nefasta" para el mercado laboral, ya que el mercado laboral murciano destruyó empleo por tercer trimestre consecutivo, sin que los primeros datos de 2009 anticipen cambio de tendencia.

Por otra parte, la inflación intensificó su trayectoria bajista en el cuatro trimestre de 2008, y continúa cayendo en los primeros meses de 2009 hasta alcanzar el mínimo histórico del 0,3 por ciento en Murcia, cuatro décimas por debajo de la media española.

En relación a las exportaciones, y en un contexto de intenso desplome de la mayoría de variables económicas, el sector exterior murciano arroja resultados favorables, aún cuando la debilidad de la demanda se ha hecho extensible a escala mundial y, particularmente, entre los principales socios comerciales de la Región de Murcia.

No obstante, el último trimestre del año registra una notable ralentización del fuerte ritmo exhibido desde marzo de 2008, tal y como queda reflejado en la serie anualizada.