La UE buscará hoy con los agentes sociales soluciones para aliviar el impacto de la crisis en el empleo

BRUSELAS, 7 (EUROPA PRESS)

La Unión Europea celebrará hoy una reunión de alto nivel dedicada al empleo para buscar soluciones con las que aliviar el impacto de la crisis económica sobre el desempleo, que supera ya el 8% en el conjunto de la Unión Europea y alcanzó en el mes de marzo el 17,4% de paro en España.

El primer ministro checo, Mirek Topolanek, cuyo país ostenta la presidencia de turno de la Unión Europea, recibirá este jueves a empresarios y sindicatos europeos en Praga, en una cita a la que también asistirá el presidente del Ejecutivo comunitario, José Manuel Durao Barroso. El formato del encuentro, que fue ideado para reunir a los líderes europeos, finalmente ha sido reducido a 'troika social' y no asistirán los Veintisiete.

Las dos próximas presidencias rotatorias de la UE sí estarán representadas: en el caso de Suecia, por su primer ministro, Fredrik Reinfeldt, y, en el caso de España, por el ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, ya que finalmente no acudirá el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como se anunció en un principio.

A pesar de que el propio Barroso dijo este martes que esperaba resultados "concretos y tangibles", el objetivo principal de esta reunión es analizar la situación y discutir las posibles medidas con las que paliar los efectos de la crisis en el mercado laboral europeo. Se trata de un "avance" de los elementos que se abordarán en la próxima Cumbre Europea del mes de junio, precisaron fuentes diplomáticas.

Según las previsiones de primavera anunciadas esta semana por el comisario de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, el paro en la Unión Europea se disparará hasta el 10% en 2010, fecha en la que el desempleo en España alcanzará el 20,5%.

En un comunicado, la presidencia checa explica que la troika social de Praga permita un "espacio de discusión" sobre la conveniencia de "reforzar la flexibilidad y la restructuración de los mercados de trabajo para que estén lo mejor preparados posibles" para la salida de la crisis.

De cualquier modo, se prevé que la reunión se centre fundamentalmente en las acciones necesarias para mantener el empleo y evitar más despidos, aumentar el acceso al mercado laboral y prepararse para el futuro y crear nuevos empleos.

En su discurso, el martes, ante el pleno del Parlamento Europeo, Barroso advirtió de que "no será posible una recuperación económica sobre las bases de un colapso social, ni puede haber un progreso social sobre un desierto económico".

Barroso repasó las principales conclusiones de los grupos de trabajo preparatorios para la reunión de empleo que han tenido lugar en Praga, Madrid y Estocolmo y destacó ideas "clave" como "dar prioridad" a la conservación de los puestos de trabajo para evitar "un nuevo tope de desempleo". Aquellos que pierden su empleo deben recibir ayudas "de inmediato" y no esperar a que cumplan varios meses de desempleo, añadió.

El presidente de la Comisión también valoró propuestas como conceder atención especial a los grupos más vulnerables ante la crisis como son personas con discapacidad o con baja cualificación, ya que tienen mayores dificultades para encontrar un nuevo puesto de trabajo.

A su juicio, trabajar para permitir mejores oportunidades a los jóvenes y evitar que pasen a ser parados nada más terminar su formación, así como preparar a los trabajadores para los "empleos del futuro", son otros de los puntos esenciales que deberá tratar la reunión.