Los vendedores ambulantes de Huesca solicitan una reunión con el Ayuntamiento para abordar su situación

HUESCA, 6 (EUROPA PERSS)

Los vendedores ambulantes de Huesca solicitan una reunión con el Ayuntamiento de la capital altoaragonesa para abordar su situación. En pleno proceso de cambio de régimen fiscal, los vendedores ambulantes solicitan una rebaja de la tasa municipal por plantar su puesto.

"En dos años nos quedamos sin mercadillo en Huesca", ha apuntado el portavoz de los vendedores ambulantes, Emilio Jiménez, quien ha asegurado que este colectivo está a travesando momentos difíciles. Según sus datos, hace un año en Huesca había 140 vendedores; en la actualidad hay 90 y dentro de unos días, ha afirmado, habrá 70.

La crisis económica también afecta a este sector, a cuya situación se suma, ha comentado Jiménez, las tasas que pagan por instalar sus puestos en las proximidades del camping San Jorge, los martes y sábados, y el cambio de régimen fiscal. Hasta ahora funcionaban como cooperativas, pero desde que éstas se disolvieran, la Agencia Tributaria les reclama que se acojan al régimen de autónomos.

Un desembolso económico que Jiménez pretende mitigar llegando a un acuerdo con el Ayuntamiento. "Podríamos legar a un acuerdo y arreglar la situación" ya que el Ayuntamiento "nos podría cobrar un precio simbólico y nosotros colaboraríamos poniéndonos en régimen con la Seguridad Social, pero sería cuestión de reunirnos y hablar".

Asimismo, Jiménez pretende que el Ayuntamiento potencie, al igual que hace con otros sectores, las ventas del mercadillo ambulante.