Salgado y Corbacho relanzarán el diálogo social para evitar la destrucción de empleo

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta segunda y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, ha mantenido esta mañana la primera reunión con el ministro de Trabajo e Inmigración, Celestino Corbacho, en la que han coincidido en la necesidad de relanzar el diálogo social como instrumento para evitar la destrucción de empleo.

La reunión de hoy, que se marca en el en el transcurso de los contactos que viene manteniendo la vicepresidenta económica con diferentes ministros, constituye la antesala de los encuentros que esta misma semana piensa celebrar Salgado tanto con los secretarios generales de CC.OO. y UGT, Ignacio Fernández Toxo y Cándido Méndez, respectivamente, como con el presidente de CEOE, Gerardo Díaz Ferrán.

En el encuentro celebrado esta mañana, ambos ministros han compartido la necesidad de continuar avanzando en el diálogo social, ya que consideran que se trata de una de las herramientas fundamentales para la reactivación de la economía y la superación de la crisis.

Así, Salgado y Corbacho han reiterado que la prioridad del Gobierno es evitar la destrucción de empleo y adoptar medidas que contribuyan a la creación de puestos de trabajo.

De hecho, el Gobierno está barajando diferentes medidas para mejorar la protección de los parados, entre ellas la ampliación del subsidio asistencial de desempleo, aunque aún está por concretar el periodo de tiempo en el que se podría alargar la percepción de esta ayuda, según confirmaron hoy a Europa Press en fuentes del Ejecutivo.

El diario 'ABC' publica en su edición de hoy que el Gobierno estudia ampliar la duración de los subsidios por desempleo alrededor de un año y que quiere sacar adelante esta medida con el apoyo de los agentes sociales y de la oposición.

Según las fuentes consultadas por Europa Press, el objetivo último del Gobierno es ampliar la protección social ante la situación de crisis que atraviesa la economía española y que se está traduciendo en la destrucción de miles de puestos de trabajo. Además, con esta medida, el Ejecutivo pretende que el número de parados sin ningún tipo de protección sea el menor posible.

EL DESEMPLEO, PRINCIPAL PREOCUPACIÓN.

Durante su toma de posesión la semana pasada, la titular de Economía pidió la cooperación de los agentes sociales, las administraciones públicas y los partidos políticos para afrontar los momentos "especialmente difíciles" que atraviesa la economía, y destacó que la lucha contra el paro será su primera prioridad.

A los agentes sociales, les pidió "algo más que diálogo", y les conminó a que sean "aliados" del Gobierno contra la crisis. "Contarán con mi máxima implicación para impulsar el diálogo social", subrayó.

Salgado considera que los principales perjudicados por la recesión son los desempleados y que, por ello, merecen su más "inmediata atención", hasta el punto de que sus primeros esfuerzos, según dijo, se orientarán a llevar a cabo las "reformas necesarias para crear empleo".