Zapatero avanza menos desempleo pese a seguir en la fase aguda de la crisis

  • Madrid, 18 abr (EFE).- El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado hoy el papel de los socialistas como valedores de los más afectados por una crisis que sigue en su fase aguda y en la que la recesión aún no ofrece señales de remisión, pero en la que cree que va a haber ya un menor ritmo de destrucción de empleo.

Zapatero avanza menos desempleo pese a seguir en la fase aguda de la crisis

Zapatero avanza menos desempleo pese a seguir en la fase aguda de la crisis

Madrid, 18 abr (EFE).- El jefe del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha garantizado hoy el papel de los socialistas como valedores de los más afectados por una crisis que sigue en su fase aguda y en la que la recesión aún no ofrece señales de remisión, pero en la que cree que va a haber ya un menor ritmo de destrucción de empleo.

Zapatero se ha referido a la situación económica de España en su intervención ante el Comité Federal del PSOE que ratificará la lista de ese partido para las elecciones europeas del 7 de junio.

El líder socialista ha asegurado que su Gobierno ha sido uno de los más activos en el combate contra la crisis con la aprobación de una serie de medidas que están ahora empezando a desplegar sus efectos.

"Se van a empezar a notar -ha explicado- en un menor ritmo de destrucción de empleo, a pesar de que la recesión general aún no ofrece señales claras de remisión y a pesar de que seguimos inmersos en la fase aguda de la crisis".

El jefe del Gobierno ha destacado el objetivo básico de todas esas medidas de preservar la cohesión social y mantener las políticas sociales y la protección social.

"No hay hoja de ruta más segura, fiable y previsible para los ciudadanos que la que es coherente en cada momento con los principios y valores que uno profesa, esto es la que a nosotros nos ha llevado a aprovechar los años buenos para reforzar el Estado Social y, ahora, a servirnos de ese reforzamiento para transitar por este periodo difícil", ha subrayado.

A su juicio, la derecha no habría hecho ni una cosa ni otra, momento en el que ha advertido de las voces que defienden la flexibilidad laboral y reprochan el aumento del gasto público.

Frente a ellas, ha recordado que su Gobierno ha sido el primero de la democracia que consiguió superávit presupuestario durante sus cuatro primeros ejercicios y el que más intensamente redujo la deuda pública hasta situarla veinticinco puntos por debajo de la media europea.

Además, ha puntualizado que su Gobierno es socialista, y, por tanto, comprometido sobre todo con los que menos tienen, con quienes se encuentran en una situación más frágil y con quienes sin encontrarse en esa situación tienen la suficiente sensibilidad social para apreciar esa política.

"A los guardianes de la ortodoxia, a muchos políticos de la derecha tan proclives a dar lecciones -ha añadido-, les digo que nosotros, los socialistas, nos sentimos especialmente comprometidos con todos esos ciudadanos y que lo vamos a seguir estando".

También se ha dirigido a ellos para pedirles que antes de proclamar sus recetas y dramatizar sobre el gasto público y el déficit, dediquen al menos cinco segundos a ponerse en el lugar de quienes acaban de perder su empleo.

Para Zapatero, "el déficit público se va a resolver sin ninguna duda en el medio plazo, pero hay otros déficit que son irreparables".

Tras ensalzar el papel de los socialistas como principales valedores de los más afectados por la crisis, ha asegurado que le obsesiona la destrucción de empleo y la recuperación del crecimiento mediante un nuevo ritmo al que ha dicho que responde la reciente remodelación ministerial.

Zapatero ha aprovechado para elogiar la labor de los ministros salientes y la valía de los entrantes y para expresar su "estupor" por el hecho de que el líder del PP, Mariano Rajoy, haya dicho que es malo para España el Fondo de Inversión Municipal que va a permitir obras en los ayuntamientos por valor de 8.000 millones de euros.