La OIT pide medidas concertadas ante los 4 millones más de parados en la UE

  • Lisboa, 10 feb (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) pidió hoy una acción concertada de los gobiernos europeos para hacer frente a la pérdida de cuatro millones de empleos prevista en 2009 en la UE, la mitad del total previsto para el Viejo continente.

La OIT pide medidas concertadas ante los 4 millones más de parados en la UE

La OIT pide medidas concertadas ante los 4 millones más de parados en la UE

Lisboa, 10 feb (EFE).- La Organización Internacional del Trabajo (OIT) pidió hoy una acción concertada de los gobiernos europeos para hacer frente a la pérdida de cuatro millones de empleos prevista en 2009 en la UE, la mitad del total previsto para el Viejo continente.

El director general de la OIT, el chileno Juan Somavía, que intervino en la primera sesión de la octava Reunión Regional Europea de esa organización iniciada hoy en Lisboa, abogó por evitar cualquier tipo de proteccionismos y abrir un diálogo político entre estados para concertar las medidas ante el fuerte aumento del paro.

Según el director de la OIT, el sistema económico internacional no fue capaz, antes de la crisis, de crear las condiciones de lo que se considera "trabajo decente" y denunció las desigualdades laborales existentes tanto dentro de cada país como entre unas naciones y otras.

En la octava Reunión Regional Europea de la OIT participan delegados estatales y de organizaciones laborales y sociales de toda Europa que debaten hasta el viernes las consecuencias de la crisis económica en el mercado laboral del viejo continente.

Somavia se lamentó de que en la economía mundial los mercados financieros estaban sobrevalorados frente a un papel de los estados cada vez menos significativo, y de que había "una dignidad del trabajo devaluada".

Ya existían grandes problemas antes de la crisis financiera, diagnosticó, y en ningún caso se trata de volver a la situación previa "sino ir hacia un escenario nuevo".

"Hubo una crisis antes de la crisis, pero no se debe volver donde estábamos", abundó el responsable de la OIT, que denunció las graves desigualdades en los mercados laborales de los últimos treinta años.

La actual situación, lamentó, no tendría tanto dramatismo si parte del beneficio empresarial se hubiese trasladado a los salarios de los trabajadores.

Para Somavía, ante el presente escenario los gobiernos deben prestar más atención a la creación de empleo y la protección social de los trabajadores.

La crisis ha afectado a muchos "sin responsabilidad" en ella, agregó, tanto gobiernos como empresas o trabajadores, que se han visto perjudicados por "una globalización desigual".

En el modelo social europeo hay ahora una respuesta a esa situación que sigue vigente tras una "globalización neoliberal" que él consideró ya acabada.

Para el director de la OIT, afrontar la crisis que se cierne sobre Europa y el resto del mundo exige "resolver los problemas pensando en el futuro".

Para ello propuso, entre otras medidas, que la banca vuelva a su negocio tradicional, al margen de la ingeniería financiera que ha dominado el sector en los últimos tiempos y que las economías se mantengan abiertas y alejadas del proteccionismo, un fenómeno que puede reducir el intercambio de bienes entre los países con el consiguiente estancamiento de la actividad productiva.

Entre las prioridades de los gobiernos europeos para superar las consecuencias de la crisis en el mercado laboral, Somavía pidió un flujo efectivo de crédito de la banca hacia las empresas y los ciudadanos, que estimule la producción y la demanda, y un apoyo reforzado a la pequeña y mediana empresa.

Pero sobre todo hace falta, en su opinión, una extensión de la protección social, tanto a personas como a países con mayores carencias, que en ningún caso debe ser reducida por los efectos de los problemas financieros.

Europa, subrayó Somavía, debe liderar, unida y con un plan de acción conjunto, la lucha contra el desempleo y los efectos sociales de la crisis.