EL GOBIERNO DEJARÁ A LOS INTERLOCUTORES SOCIALES FIJAR EL SALARIO MÍNIMO ENTRE 2018 Y 2020

MADRID|
El secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo, informó este viernes de que el Ministerio de Empleo y Seguridad Social ha elevado una propuesta al Consejo de Ministros para que sean “de manera bipartita” los representantes de trabajadores y empresarios los que fijen el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) para los años 2018, 2019 y 2020.En la rueda de prensa donde comentó los datos de paro y afiliación a la Seguridad Social publicados hoy por el INE, Riesgo señaló que si a 15 de noviembre de cada año los agentes sociales no han llegado a un acuerdo, “será el Gobierno quien determine el salario”. En este sentido, comentó que este año ya se ha superado dicha fecha, por lo que “no podíamos retrasar más la decisión del SMI para 2017, ante la falta de acuerdo entre los interlocutores sociales”, ante lo que ha propuesto una subida del 8%, hasta los 707,7 euros. Riesgo apuntó que “el Gobierno, después de analizar los elementos que fijan el Estatuto de los Trabajadores, las propuestas de las organizaciones empresariales y sindicales y las propuestas del ámbito parlamentario, ha decidido plantear esas propuestas”.Ante la posible falta de diálogo con los sindicatos, el secretario de Estado de Empleo aseguró que apuesta por el diálogo social “más que nunca”. “Tanto es así que el Gobierno confía en los interlocutores sociales la fijación del SMI para 2018-2020, porque creemos que si lo han hecho de una manera responsable para la determinación general de los salarios durante estos últimos años, sin duda están más que cualificados para hacerlo de manera correcta en el futuro”, recalcó. Además, apuntó que analizando lo que establece el Estatuto de los Trabajadores y con el ánimo de impulsar el incremento de los salarios en línea con el incremento del empleo, “el Gobierno considera que la propuesta es la más adecuada y coherente con un aumento o preservación de la competitividad de nuestro país”. Por último, Riesgo indicó que “dicho incremento elevará de manera directa el salario mínimo a 223.000 personas y la masa salarial global de la economía española se incrementará un 0,06%”. Además, “no tendrá impacto en la competitividad de nuestro país”, dijo.