Sindicatos catalanes insisten en un SMI de 1.000 euros


BARCELONA|

Pimec advierte de la tendencia al alza de la presión fiscal

CC.OO. y UGT de Catalunya han insistido este viernes en sendos comunicados en que el salario mínimo interprofesional (SMI) alcance los 1.000 euros mensuales, en línea con la Carta Social Europea, un importe superior a los 707,6 euros que se prevé que el Gobierno central apruebe en Consejo de Ministros.

Ambos sindicatos reaccionan así tras saberse este viernes que el número de parados registrados en Catalunya ha crecido en noviembre en 4.573 personas, lo que supone un incremento del 1% y sitúa el total de desempleados en 462.979, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

CC.OO. y UGT también han insistido en derogar la reforma laboral, reformar el sistema fiscal y garantizar la cobertura social de las personas que han agotado las prestaciones por desempleo.

PATRONALES

Por su parte, Pimec ha mostrado su preocupación por la tendencia al alza de la presión fiscal que las diversas administraciones públicas están adoptando, ya que ello puede suponer, ha recalcado, un freno a la economía.

La patronal catalana también ha valorado positivamente el incremento previsto en los presupuestos de la Generalitat para 2017 en los programas de fomento del empleo.