Almunia aboga por ampliar la vida laboral e incentivar la inmigración para garantizar las pensiones

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Joaquín Almunia, anunció hoy que la estrategia europea para la lucha contra el envejecimiento de la población y el sostenimiento de los sistemas de pensiones en un horizonte a 2060 pasa por "promover el empleo", ampliando los periodos de vida laboral, y establecer una "estrategia de recepción e integración" de los inmigrantes.

Durante su comparecencia ante la Comisión del Pacto de Toledo en el Congreso, Almunia desgranó las conclusiones del informe sobre pensiones que el Ejecutivo comunitario hará público mañana, que indica que es necesario una "renovación demográfica" en Europa mediante una economía "más productiva y con más dinamismo" y la sostenibilidad de las cuentas públicas para garantizar los "niveles adecuados" de protección social.

Almunia alertó de que el envejecimiento demográfico restará un punto al PIB a partir de 2060, ya que "de seguir así las cosas" los niveles de empleo actuales "no van a seguir aumentando". Asimismo, advirtió de que la crisis "añade más dificultad" todavía a este panorama, ante la dificultad para cuantificar la duración de su impacto, si bien, éste ya es evidente.

EFECTO DIRECTO DE LA CRISIS EN LAS PENSIONES

"Hay un efecto directo de la crisis en el empleo que afecta a las cuentas públicas, que restringe el margen de maniobra, por lo que el impacto en el déficit es mayor", advirtió.

El comisario europeo incidió en la necesidad de elevar el nivel de ocupación para la población activa mayor de 55 años, que en la actualidad es un 15% inferior a la media, y aplicar reformas también de los "sistemas de protección social", en particular de pensiones, sanidad y servicios sociales "para ponerlos en una senda de sostenibilidad".

"Hay que adaptar el Estado del Bienestar a una nueva estructura social", incidió Almunia, quien advirtió de la necesidad de evitar que la carga de endeudamiento de los países para salir del ciclo se traslade "año tras año" a las finanzas públicas.

Almunia advirtió de que España será uno de los países que más se verá afectado en el aumento del gasto público relacionado con el envejecimiento de la población. En concreto, este desfase subirá en España 9 puntos del PIB en 2060, casi el doble que la media comunitaria (4,7 puntos), situándose en el grupo de mayor riesgo de los tres que contempla Bruselas.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))