ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Bravo justifica que se contrate a una empresa para controlar el Fondo Estatal por las muchas obligaciones que hay que cumplir

Avisa de que incurrir en incumplimientos puede tener consecuencias "muy negativas" como la exigencia del MAP de devolver los millones asignados a Madrid

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

El delegado de Hacienda del Ayuntamiento de Madrid, Juan Bravo, justificó hoy la aprobación de una partida de casi un millón de euros de los presupuestos ordinarios del Consistorio para contratar a una empresa que vigile el cumplimiento por parte de las adjudicatarias de sus contratos financiados con dinero del Fondo Estatal de Inversión Local alegando que hay muchas obligaciones con el Ministerio de Administraciones Públicas (MAP) que se deben cumplir, y avisando de que no hacerlo podría tener consecuencias "muy negativas" como la exigencia de devolver los 554 millones de euros asignados a la capital.

Durante la comisión ordinaria de Hacienda celebrada hoy, Bravo recordó que el Real Decreto por el que se articula el Fondo establece "muchas medidas y obligaciones para garantizar que los ayuntamientos cumplen la finalidad perseguida, crear empleo, y para que se cumpla su correcta aplicación dentro de sus estrictos plazos".

Entre otras obligaciones, el Real Decreto establece que los 269 proyectos madrileños deberán estar finalizados antes del 1 de enero de 2010 --"Nunca se habían abordado en tan poco tiempo tantos proyectos desde su inicio hasta su liquidación", recordó Bravo--; además, hay que seguir que la creación de empleo que resulte de la adjudicación de los contratos sea la fijada en los mismos, lo que supone el control de más de 25.0000 empleos, la gran mayoría procedentes de las listas del paro.

Por otra parte, se deberá justificar ante el MAP que los recursos del Fondo van a las inversiones autorizadas, garantizando que las cuentas justificativas que se presenten en el primer trimestre de 2010 para liquidar esta partida reflejen la gestión realizada, a riesgo de tener de reintegrar lo no justificado si no se cumple el objetivo. A la vez, se debe controlar que se cumplen los ritmos de ejecución para terminar a finales de año, que se publican los carteles de las obras y que se abonan los trabajos a las adjudicatarias en los 30 días siguientes a la expedición del contrato.

"El Fondo genera obligaciones de seguimiento e información de los proyectos cuyo incumplimiento puede acarrear consecuencias muy graves, en muchos casos incluso la pérdida de la financiación estatal, lo que podría surgir además después de que ya exista una obligación contractual del Ayuntamiento con los contratistas", explicó el responsable municipal.

Por ello, "para salvaguardar los intereses del Ayuntamiento, en los primeros días de mayo se adjudicará a un equipo de consultoría" un contrato aprobado en la última Junta de Gobierno de marzo por valor de casi un millón de euros para que diseñen y pongan en marcha un sistema de control.

"Se trata de centralizar toda la información que los gestores remitirán a la Dirección General de Presupuestos, que no tiene los recursos necesarios ahora para abordar las exigencias del MAP. Por el volumen de proyectos, entendemos que la mejor forma de garantizarlo es ésta", añadió Bravo.

MÁS BARATO CON LOS DE LA CASA

Sin embargo, el edil de IU Daniel Álvarez alegó durante la comisión que "emplear un millón de euros para, básicamente hacer una base de datos y seguir determinados parámetros administrativos con el Ministerio de Trabajo, emplear un millón de euros es excesivo, ya que podrían hacerlo recursos del Ayuntamiento". "Según nuestros cálculos, esos trabajos podrían hacerlo ocho personas, que en realidad son seis, y nos preguntamos si en todo el Ayuntamiento no hay ocho personas capacitadas y con posibilidad de ser liberadas para hacer estas tareas", inquirió.

De hecho, a su parecer "sería más lógico que ese personal fuera del Ayuntamiento" e indicó que, según una valoración de su Grupo, "si un director general se encargara de dirigir el proyecto, un analista de programas fuera jefe del proyecto, se contara con cuatro programadores, dos administrativos y se contrataran a diez personas más, el montante de presupuesto municipal sería de 560.000 euros, casi la mitad" de lo adjudicado aeste contrato.

"No entendemos por qué hay que externalizar el servicio y gastarnos un millón de euros", apostilló el concejal, a lo que el titular de Hacienda le respondió que esos cálculos "cuantifican una parte de los costes del contrato, los de personal, pero hay otras prestaciones a las que está obligada la empresa para llevar a buen puerto el trabajo".

RESPONSABLE DE CONTRATO

Por otra parte, IU también preguntó a Bravo si se usarán 'responsables de contrato', tal y como autoriza el artículo 41 de la Ley de Contratos del Sector Público, en muchos proyectos municipales, tales como el de la Nave Boetticher, a lo que Bravo replicó que "en todos los financiados por el Fondo Estatal de Inversión Local".

Ante esta respuesta, Álvarez puso el grito en el cielo y se confesó "descolocado", ya que "además de la empresa que vigile los proyectos hay previsión de que todas las obras del Fondo tengan una figura extra para garantizar su desarrollo". "Conozco el papel (del responsabl de contrato) y sinceramente, siempre hemos contado con que las administraciones públicas tenían en sus plantillsa técnicos cualificados para hacer esa tarea", opinó.

Después, criticó que el Gobierno municipal "da otra vuelta de tuerca para infrautilizar la plantilla municipal, para externalizar un servicio que podrían estar realizando los técnicos municipales" y consideró que "el hecho de que haya un control del control parece rizar el rizo". "A este paso vamos a tener que exigir al controlador que devuelva su salario, porque no va a tener que controlar nada. No tiene sentido. Ya de paso, elimine a todos los directores generales y deje sólo a la oposición, que nosotros ya les vigilamos a ustedes, porque no van a tener nada que hacer si siguen externalizando esta función de control", reprochó.

Tras la retahíla de acusaciones y quejas, Bravo le respondió que "la Ley de Contratos prevé la posibilidad de que la figura del responsable de contratos se cubra con personal propio o contratado". "Yo le he dicho que usaremos esta figura para todos los proyectos del Fondo, pero no le he dicho que fuéramos a hacerlo con empresas externa; lo harán los subdirectores generales de los diferentes departamentos y juntas municipales. Así que el responsable de contrato será personal funcionario con rango mínino de subdirector general, no hay ninguna externalización", concluyó.