Cayo Lara propone un salario máximo interprofesional para poner "techo" a los sueldos de los altos ejecutivos

MADRID, 17 (EUROPA PRESS)

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, propuso hoy un salario máximo interprofesional para poner "techo" a los sueldos de los altos ejecutivos, "esos que cobran 66 veces más que los 11 millones de mileuristas". Asimismo, destacó que "si dice el Estado que con 624 euros puede vivir una familia, IU dice que con unas cuantas veces más hay que fijar un salario máximo para que también se ponga techo por arriba".

"Y si alguien se quiere escapar porque cree que la empresa es libre de pagar el sueldo que quiera a sus ejecutivos, ahí tiene el ejemplo de Obama, que a los ejecutivos que no querían devolver una cantidad de dinero que se habían llevado, les ha planteado un impuesto del 90 por ciento para esas cantidades que se habían llevado para que las recauden las arcas estadounidenses", subrayó durante una comida con dirigentes vecinales.

A su juicio, España tiene que ser un país en el que se regule y se ajuste "lo de abajo, pero también la diferencia que se ha producido por arriba". Añadió, además, que la crisis actual tiene su origen en los "años buenos" en los que se fue a la economía especulativa del ladrillo, "con casi 800.000 viviendas nuevas cada año, y ese es el gran cáncer, por culpa de la falta de intervención pública".

Lara recalcó que España tiene ya 3,6 millones de parados oficiales, aunque defendió que esta cifra podría ser en realidad ya de 4 millones, y destacó que hay un millón de personas que no cobran subsidio de desempleo, hay 87.000 expedientes de desahucio y 900.000 familias sin ingreso alguno. "Se han beneficiado los promotores, las víctimas son los jóvenes y los trabajadores, y los responsables son el neoliberalismo y los gobiernos pasados del PP y el actual del PSOE", indicó.

Por otro lado, propuso cambiar el color de los billetes de 500 euros en toda la Zona Euro para que afloren los 56.000 millones de euros que se calculan existen en España en este tipo de moneda escondidos y que no se encuentran en circulación.

"Se trata de una medida tonta, sencilla, que consiste en cambiarle el color a los billetes de 500 euros, porque ¿Dónde estarán? Si le cambiamos el color con una medida europea de los 15 países de la Zona Euro, en 3 meses veremos que aparecerán todos", planteó.