Córdoba.- El presidente de la Diputación traslada al CES las iniciativas destinadas a crear empleo en la provincia

CÓRDOBA, 16 (EUROPA PRESS) El presidente de la Diputación de Córdoba, Francisco Pulido (PSOE), trasladó hoy al Consejo Económico y Social de la Provincia (CES) las líneas y acciones destinadas a crear empleo en la provincia, enmarcadas en el presupuesto de la institución para 2009. Según explicó Pulido a través de un comunicado, el presupuesto de 2009, que se incrementa un nueve por ciento respecto al pasado año, "apuesta por la creación de empleo incrementando un 27 por ciento las partidas destinadas a este fin y contando con más de 9,5 millones de euros para casos concretos". Así, destacan el programa de Compromiso Local por el Empleo, "que atiende las necesidades de empleo de los ayuntamientos" y que incrementa su presupuesto hasta los 2,5 millones de euros; el Activus, para "dar una primera oportunidad a jóvenes titulados", el Programa de Empleo en la Zona Norte (1.200.000 euros) y dos nuevas partidas para la contratación de jóvenes mediante cursos de formación y para el Empléate, que supone 254.000 euros. Dentro de las políticas sociales, el presidente de la Diputación se refirió a la consolidación del programa de Ayuda a Domicilio, tras la rúbrica por parte de 67 ayuntamientos del modelo de gestión planteado por la institución, y a la generación de alrededor de 1.000 empleos durante 2009 con motivo de su prestación. Además, señaló que durante el primer semestre del año se destinarán 5,8 millones de euros a la implementación del programa, cuantía que se irá incrementando durante 2009 hasta alcanzar más de 13 millones de inversión en políticas sociales. Pulido subrayó, además, que el presupuesto de 2009 incrementa un seis por ciento las inversiones reales, con un importante esfuerzo por parte del área de carreteras, que suma en distintas actuaciones más de 70 millones de euros de inversión. Finalmente, el presidente se refirió a los programas de suficiencia financiera, dentro de los cuales destacó la agilización de la Acción Concertada, que "incrementa el número de líneas hasta alcanzar las 17 y que supone 15 millones de euros, entre ayuntamientos y mancomunidades", y los anticipos del 80 por ciento de la recaudación a los ayuntamientos, 77 millones de euros transferidos a primeros de año. Finalmente, Pulido resaltó como quinto pilar del presupuesto de 2009 la apuesta por la modernización de la Administración y la mejora de los servicios prestados desde la Diputación a los ayuntamientos. En este sentido, manifestó que "se plantea como objetivo en la concertación el uso de Internet, porque funciona y permite agilizar los procesos". Con respecto al trabajo desempeñado por la Diputación durante 2008, Pulido aludió a los logros alcanzados en materia de concertación, con el III Acuerdo de Concertación, el II Pacto por la Economía Social o la Acción Concertada con los ayuntamientos, una "nueva línea estratégica enmarcada en el ámbito de la corresponsabilidad y que permite agilizar la gestión de los proyectos aunándolos en una sola acción". Además, subrayó la elaboración de un Plan Estratégico para la provincia y el esfuerzo inversor desarrollado con los planes provinciales, con más de 30 millones de euros para todos los ayuntamientos, o con la aplicación de la Ley de Autonomía Personal. Finalmente, Pulido hizo hincapié en los programas de garantía financiera iniciados durante 2008, que "han puesto las bases para garantizar la financiación y donde es importante la concertación con los ayuntamientos, el Plan de Ayuda Financiera o los anticipos del Profea". Pulido concluyó su participación en la reunión del CES expresando el deseo de que el consejo se convierta en "una herramienta de participación activa, que contribuya al desarrollo social y económico de la provincia". El Consejo Económico y Social es un órgano de consulta y asesoramiento de la Diputación, un instrumento de comunicación permanente entre agentes económicos y sociales, la ciudadanía y la Corporación provincial. Está integrado por los sindicatos (UGT y CCOO), las organizaciones patronales (CECO, Asaja, UPA, UAGA y Faecta), representantes de los ayuntamientos, de la Universidad de Córdoba (UCO) y de los movimientos sociales.