Economía.-PE pide aumentar a 500 millones la dotación del programa de distribución de alimentos y que lo financie la UE

ESTRASBURGO (FRANCIA), 26 (EUROPA PRESS) El pleno del Parlamento Europeo respaldó hoy a la Comisión Europea en su propuesta de aumentar en dos tercios --de 305 a 500 millones de euros-- el presupuesto anual destinado al programa de distribución de alimentos a la población europea más desfavorecida, pero también reclamó que esta dotación sea asumida íntegramente por la Unión Europea en lugar de cofinanciarla al 50% con los Estados miembros, tal y como propone Bruselas. La propuesta de la Comisión Europea aboga por que los gobiernos nacionales asuman el 25% del coste de este programa entre 2010 y 2012 y el 50% en los tres años siguientes. Sin embargo, los eurodiputados temen que algunos Estados miembros no podrían participar de esta iniciativa si deben cofinanciarla, especialmente aquellos "con bajos niveles de ingresos por habitante y cuyo presupuesto afronta dificultades financieras". Este programa se creó a finales de los ochenta para dar salida al exceso de producción agrícola en la Unión y alimentar a las personas más necesitadas. Sin embargo, en la actualidad los excedentes son escasos y es poco probable que aumenten en los próximos años, razón por la que el Ejecutivo comunitario propuso ampliar su presupuesto para poder adquirir productos en el mercado comunitario. Según datos de la Comisión Europea, en 2006 más de 13 millones de ciudadanos europeos se beneficiaron de este programa de ayuda, cuya revisión está prevista para el año 2010. Los fondos para financiar este plan proceden de la Política Agraria Común (PAC), pero varios Estados miembros, incluidos Alemania, Reino Unido y República Checa, dudan de que este plan deba enmarcarse dentro de la política agraria y consideran que debería financiarse a través de programas sociales nacionales. El informe respaldado este jueves en Estrasburgo (Francia) con 425 votos a favor, 71 en contra y 62 abstenciones es de carácter consultivo y recomienda que a partir de 2010 se realicen planes de distribución a largo plazo para facilitar el gasto adecuado de los fondos disponibles. La Eurocámara se pronunció también sobre el origen de los alimentos que deben ser incluidos en el programa de distribución para pedir que se amplíe el abanico de productos que se reparten y que éstos sean de origen comunitario, preferiblemente alimentos frescos y de producción local. También recomienda que las existencias puedan proceder bien del mercado comunitario, bien a través de los stocks de intervención (adquiridos en compra pública por la UE).