El número de familias que perciben la Renta Básica aumenta un 169 por ciento por ciento desde marzo de 2008

García Malo asegura que "todos los navarros" se encuentran "perfectamente protegidos" por la Cartera de Servicios Sociales

PAMPLONA, 30 (EUROPA PRESS)

El número de familias que perciben la Renta Básica ha aumentado un 169 por ciento desde marzo de 2008 hasta el mismo mes de este año, en el que un total de 2.334 familias navarras recibieron esta prestación. Estos datos reflejan "la situación de crisis económica en la que nos encontramos" y son muestra "del agotamiento de las prestaciones y subsidios de desempleo en estas familias".

Así lo manifestó esta tarde, en comisión parlamentaria, la consejera de Asuntos Sociales, Familia, Juventud y Deporte, Maribel García Malo, quien defendió que Navarra cuenta "con el mejor sistema de protección y cobertura social a nivel estatal". "Todos los navarros se encuentran perfectamente protegidos por el sistema de protección social que les establece nuestra Cartera de Servicios Sociales, lo que no puede decirse en otras Comunidades Autónomas", sentenció.

Durante su comparecencia, a petición del PSN, García Malo expuso que en marzo de 2009, un total de 2.334 familias estaban percibiendo la Renta Básica, de las cuales, 969 estaban compuestas de un solo miembro, 449 de dos, 394 de tres, 268 de cuatro y 254 de más de cuatro. Por sexos, 1.270 de los solicitantes fueron mujeres y 1.064 hombres, mientras que por tramos de edad, 164 fueron menores de 25 años, 820 entre el tramo de 26 a 35 años, 746 entre 36 y 45 años, 395 entre 46 y 55 años y 209 entre 56 a 65 años.

De las 2.334 familias receptoras de la Renta Básica en marzo de 2009, 692 pertenecían al colectivo mayoritario, 423 a la minoría étnica gitana, 1.159 a la población inmigrante y 60 al transmontano.

La consejera hizo hincapié en que en la Comunidad foral, las familias tienen derecho a tener uno ingresos de, "como mínimo", el 90 por ciento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), gracias a la Cartera de Servicios Sociales, que incluye la Renta Básica, una prestación económica complementaria y subsidiaria de los ingresos de las personas o unidades familiares, que busca cubrir sus necesidades básicas en los casos de carencia de recursos económicos.

"En Navarra, ninguna unidad familiar que se encuentre en situación de estar sin ingresos y, por tanto, en situación de necesidad, va a percibir menos del 90 por ciento del SMI este año y del cien por cien del SMI en 2010", aseguró García Malo, quien insistió en que la Comunidad foral cuenta con "el mejor nivel de cobertura a nivel nacional".

La cuantía presupuestada en 2009 para ser destinada a la Renta Básica fue de 8.012.700 euros, aunque García Malo reconoció que prevén que el presupuesto consolidado a este fin sea mayor como consecuencia del incremento del número de solicitudes. En febrero de 2009, el número de familias receptoras de la Renta Básica aumentó un 6,8 por ciento (148 familias más).

Por este motivo, el Gobierno de Navarra ya ha realizado un incremento de crédito en esta partida y ha elevado el presupuesto consolidado en este momento a 9.649.923,75 euros.

No obstante, la consejera consideró que la Renta Básica, que "puede tener y de hecho tiene validez para determinadas personas, no debe, en ningún caso ser desincentivadora del empleo, y debe configurarse como una prestación excepcional, ya que el empleo es uno de los principales elementos que favorecen la inclusión social".

Por este motivo, García Malo apostó por diseñar y proponer medidas que estén destinadas a que las personas en situación de riesgo o de exclusión social que no perciban ningún tipo de salario encuentren empleo.

LOS GRUPOS

En el turno de intervenciones, el parlamentario del PSN Javier Monzón explicó que la petición de comparecencia responde a "la alarma" creada tras la publicación de un informe de CCOO que indicaba que 2.242 familias navarras se encontraban sin ningún tipo de ingreso, y que "no tuvo en cuenta" que en Navarra esas personas "pueden recibir los ingresos provenientes del sistema público de servicios sociales".

Monzón, quien se mostró satisfecho de que Navarra "tenga ese acento de solidaridad social", destacó que se debe hacer lo posible para conseguir que no aumente el número de familias receptoras de la Renta Básica, y apostó por ejercitar otras iniciativas, como "potenciar fórmulas de empleo con las entidades locales".

Por su parte, la parlamentaria regionalista Conchi Mateo recalcó que Navarra es la comunidad "con la tasa de empleo más alta" y "con menor tasa de paro juvenil", y pidió, en referencia a CCOO y a los medios de comunicación, que "seamos más respetuosos y escrupulosos a la hora de realizar este tipo de análisis".

Asun Fernández de Garaialde, de NaBai, criticó que las medidas que está tomando el Gobierno foral "no están siendo eficientes", como "demuestran las cifras", y se preguntó "por qué si en 2008 la partida se modificó hasta llegar a los 10 millones de euros, este año, sabiendo que la situación iba a empeorar, se han presupuestado sólo 8 millones".

De CDN, Juan Cruz Allí, calificó de "lamentable" que "sea necesario realizar una comisión para hablar de algo que resulta obvio", y censuró que es "grave" que el sindicato trasladase un dato "falso" e "irreal". Finalmente, Ana Figueras, de IUN, consideró que es "un fracaso" que las personas que hasta ahora han estado normalizados "se vean avocados a ser atendidos por la Renta Básica".