El sistema de pensiones de España es menos vulnerable ante la crisis, según Aon Consulting

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El sistema de pensiones de España mantiene una posición de ventaja frente a otros países europeos por la menor repercusión de la reducción de tipos de interés y el reajuste de los mercados financieros en sus sistemas de pensiones, según el informe 'European Business Leaders Survey' presentado hoy por Aon Consulting.

Según este estudio, el escaso desarrollo del sistema privado de pensiones en España puede llegar a convertirse en una situación de ventaja competitiva temporal por la menor exposición a los riesgos derivados de los vínculos con los mercados financieros.

Asimismo, para Aon Consulting, esta circunstancia, "reforzada por una normativa que exige la exteriorización de los compromisos por pensiones y una escasa flexibilidad en la política de inversiones", ha reducido los posibles efectos de una situación como la actual en los mercados financieros.

Según la consultora, en España, al encontrarse las políticas de inversión "muy reguladas y dejar poco o nulo margen de maniobra" a los intereses individuales de los trabajadores, la consecuencia inmediata es que las prestaciones estimadas de las que podrán disfrutar los empleados a su jubilación "no será cuantiosas, lo que implica que en algún momento se revisen los niveles de aportación anual por empleado".

El estudio, que analiza los sistema de pensiones de los principales países europeos, destaca que las empresas de Reino Unido, Holanda e Irlanda afrontan las mayores dificultades y desventajas competitivas debido a los "compromisos derivados de sus planes de pensiones", al tiempo que las empresas menos afectadas por la crisis son las de aquellos países tradicionalmente con prestaciones públicas más elevadas, como Austria, Francia y España.

Asimismo, los modelos escandinavos, totalmente exteriorizados y asegurados, han mantenido un buen comportamiento, mientras que modelos como el alemán en los que no es obligatoria la exteriorización de los compromisos por pensiones, han resultado tener una posible ventaja competitiva, al requerir una menor liquidez en las empresas, siempre según el estudio.