Empresarios hondureños rechazan una puropuesta del Parlamento de XV mes de salario

  • Tegucigalpa, 22 abr (EFE).- Empresarios hondureños rechazaron hoy un proyecto de decreto orientado al pago de lo que sería un decimoquinto salario a los trabajadores, que presentó el presidente del Parlamento, Roberto Micheletti.

Tegucigalpa, 22 abr (EFE).- Empresarios hondureños rechazaron hoy un proyecto de decreto orientado al pago de lo que sería un decimoquinto salario a los trabajadores, que presentó el presidente del Parlamento, Roberto Micheletti.

El ex presidente del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep), Óscar Galeano, dijo a periodistas que la iniciativa de Micheletti presentada anoche ha causado "una enorme sorpresa" y que de ser aprobada causaría "un alto impacto negativo en la economía y generación de empleos".

Micheletti, recién electo presidente del Consejo Central Ejecutivo del gobernante Partido Liberal de Honduras, sorprendió anoche a los diputados con su iniciativa, la que alegó que se orienta a enfrentar la crisis económica que vive el país y estimular el consumo para garantizar el crecimiento de la economía.

Galeano expresó que ese tipo de propuestas se deben concertar con los sectores productivos del país, porque no sólo se trata de que los trabajadores tengan un ingreso adicional.

En opinión de Galeano, la idea de un decimoquinto salario es una demagogia en momentos políticos, en alusión a las elecciones generales del 29 de noviembre próximo.

Según Micheletti, las empresas que paguen el decimoquinto salario podrán deducirlo del importe de las utilidades netas grabables en la declaración del Impuesto Sobre la Renta, e incluirlo en la declaración anual de ese mismo impuesto que presenten en la Dirección Ejecutiva de Ingresos.

El Gobierno que preside Manuel Zelaya se manifestó hoy "a favor de un nuevo salario para los trabajadores, pero que salga del bolsillo de sus patrones, no de los fondos del pueblo para escuelas, medicinas, maestros y hospitales".

En un comunicado, el Gobierno también señaló que la intención de la iniciativa de Micheletti "es que sea el pueblo quien pague los salarios de los trabajadores de la empresa privada, o sea que este pago se les deduzca a los empresarios del impuesto sobre la renta".

El presidente del opositor Partido Nacional, Ricardo Álvarez, también se pronunció a favor del decimoquinto salario, que de ser aprobado se pagaría en marzo de cada año, pero dijo que lo deben pagar los empresarios.

La propuesta de un nuevo salario, que deberá analizar una comisión del Parlamento, la que tiene un plazo de 60 días para presentar el proyecto de ley, surge cuando recién en enero pasado el Gobierno impuso un incremento al salario mínimo de un 60 por ciento.

Ese incremento, que un sector de los empresarios y algunas instituciones del Estado no están cumpliendo, ha provocado el despido de más de 30.000 trabajadores, según fuentes del Cohep.

Micheletti, a quien el candidato presidencial del Partido Liberal, Elvin Santos, impuso en el Consejo Central Ejecutivo de ese instituto político el sábado pasado, dijo que el proyecto lo analizará una comisión integrada por dos representantes del Cohep, dos de la clase trabajadora y uno de la Secretaría de Trabajo.

Se suma un representante de la Comisión Laboral del Parlamento.

Los sectores populares reciben con escepticismo la propuesta de un decimoquinto salario, por las diferencias entre los poderes Ejecutivo y Legislativo sobre quién lo pagará, dijo a periodistas el coordinador del Bloque Popular, Juan Barahona.

El dirigente indicó que no se puede pagar un decimoquinto salario de la deducción del Impuesto Sobre la Renta a los empresarios, porque eso significaría menos dinero para proyectos sociales a favor del pueblo.

En Honduras, por ley, los trabajadores reciben 14 salarios al año, el decimotercero en junio y el decimocuarto en diciembre.