La crisis eleva al 82% el porcentaje de españoles que aceptaría un trabajo en el extranjero

MADRID, 30 (EUROPA PRESS)

La crisis ha elevado al 82% el porcentaje de españoles que se iría a trabajar fuera de España si le surgiera una oportunidad profesional interesante, un 22% más que el año pasado, según el 'Estudio Anual Catenon de Satisfacción Laboral y Calidad de Vida 2009', realizado por la filial española de Catenon Worldwide Executive Search.

Además, ante la coyuntura económica actual, se ha duplicado el porcentaje de trabajadores dispuestos a irse más de 3 años al extranjero, hasta el 33%, mientras que ha subido un 50% el porcentaje de encuestados que se irían con un sueldo igual o inferior al que perciben en España. En concreto, ha subido del 23% al 32% el grupo de los que se irían sólo si cobrasen un 20% más, y se ha reducido del 36% al 18% el de los españoles que exigiría duplicar su sueldo.

Según la directora de Marketing de Catenon en España, Cristina Villanova, otra de las diferencias de este año con respecto a la encuesta de 2008 es que la satisfacción laboral de los trabajadores ha bajado del 3,6 al 3,3 sobre 5, quizá debido a que la situación económica presente hace el clima laboral más "hostil e inestable".

En cuanto al destino preferido para buscar nuevas oportunidades laborales, Europa pierde por primera vez fuerza respecto a América, ya que pasa de ser la opción del 28% a ser escogida por un 36% de los españoles en 2009. No obstante, el viejo continente se mantiene como primera opción, ya que un 53% lo elegiría para expatriarse.

De la misma forma, los países más cercanos a España -salvo Portugal- pierden fuerza en las preferencias de los españoles, ya que Reino Unido cae del 33% al 14%, Francia del 17% al 9% e Italia, del 15% al 8%, si bien siguen siendo éstos, junto con Alemania (8%), las economías europeas preferidas para continuar una trayectoria profesional fuera de España.

Por el contrario, emergen como opciones apetecibles los países escandinavos, que son elegidos por el triple de profesionales que en 2008 (pasan del 5% al 15%). Según Villanova, la confianza en las economías tradicionales ha bajado, motivo por el que muchos españoles creen que buscar oportunidades en países más lejanos es una buena opción.

El estudio también pone de manifiesto que el 83% de los trabajadores se siente, en términos generales, satisfecho o muy satisfecho con su trabajo, mientras que sólo el 17% está poco o nada satisfecho. En cuanto a la retribución económica, el 39% de los españoles está muy satisfecho y sólo un 6% considera que está mal pagado.

Siete de cada diez españoles aún considera necesario renunciar a la vida personal para triunfar, aunque un 71% de los profesionales estaría dispuesto a renunciar a parte de su sueldo en aras de incrementar su calidad de vida, mientras que la mayoría (un 36%) sacrificaría para ello un 10% del salario, y el 35% sacrificaría el 25% o más de su salario.

DIFERENCIAS ENTRE HOMBRES Y MUJERES

En cuanto a los factores que más retienen a los españoles en su actual trabajo, entre los hombres destacan la responsabilidad, la autonomía en el puesto y las posibilidades de promocionar y de desarrollo profesional dentro de su empresa, mientras que las mujeres consideran más importante el buen ambiente laboral, el reconocimiento dentro de la empresa y la flexibilidad de horarios.

A la hora de cambiar de trabajo, tanto a los hombres como a las mujeres les motiva, en primer lugar, la retribución económica, pero ellos ponen en segundo lugar las posibilidades de promoción y desarrollo profesional, mientras que ellas se fijan antes en las posibilidades de promoción.

En cuanto a los atributos más valorados en los jefes, los hombres dan importancia a la capacidad de liderazgo, la comunicación con los subordinados, la capacidad de delegar y la honradez y humildad. En cambio, las mujeres priman ante todo que su superior sea capaz de comunicarse con sus subordinados, tenga capacidad de liderazgo, sepa trabajar en equipo y sea honrado y humilde.