La reforma salarial de Raúl Castro sigue trabada nueve meses después

  • La Habana, 11 may (EFE).- La reforma impulsada por el presidente de Cuba, Raúl Castro, para vincular el salario de los trabajadores a la eficiencia y calidad de su tarea sigue trabada nueve meses después de la fecha inicialmente prevista para que entrara en vigor, de acuerdo con medios informativos oficiales.

La reforma salarial de Raúl Castro sigue trabada nueve meses después

La reforma salarial de Raúl Castro sigue trabada nueve meses después

La Habana, 11 may (EFE).- La reforma impulsada por el presidente de Cuba, Raúl Castro, para vincular el salario de los trabajadores a la eficiencia y calidad de su tarea sigue trabada nueve meses después de la fecha inicialmente prevista para que entrara en vigor, de acuerdo con medios informativos oficiales.

El semanario de la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) da cuenta hoy del descontento de los obreros de la Unidad Básica 904 de Guáimaro, en la provincia oriental de Camagüey, ante la falta de respuesta sobre cuándo empezarán a cobrar con el nuevo sistema.

Los obreros remitieron al semanario "una queja por la no aplicación del pago por resultados en esa entidad", señala el rotativo de la central sindical única de la isla.

Raúl Castro impulsa desde que era presidente provisional (de julio de 2006 a febrero de 2008) esa reforma que pretende animar la productividad con mayor sueldo para quienes trabajen más y mejor, acabando con el "igualitarismo" salarial que rigió durante las cinco décadas en las que gobernó el ahora convaleciente Fidel Castro.

El Gobierno fijó el 1 de agosto de 2008 para que entrara en vigor el "pago por resultado", pero no cumplió su objetivo en esa fecha y debió posponerlo hasta diciembre del año pasado.

La revista Bohemia afirma en su último número que "a pesar del tiempo extra conferido para moldear mejor su entrada, el cambio está tropezando con resistencias, obstáculos e incomprensiones que revelan, cuando menos, insuficiente preparación, debate y estudio".

"Hoy, la aplicación de fórmulas salariales más acordes con los resultados del trabajo aún está en pañales", agrega la publicación quincenal, que señala entre las razones la "debilidad técnica" de muchas empresas para hacer un estudio serio de organización.

También anota los "desequilibrios de la escala salarial vigente en el país, las contradicciones con legislaciones anteriores y la confusión en torno a los objetivos reales" de la nueva norma.

"Varias empresas comenzaron el actual año fuera de la ley a la hora de pagar a sus trabajadores", dice Bohemia al subrayar que ha habido entidades que en los dos primeros meses de 2009 utilizaron la anterior legislación salarial, "que ya estaba revocada".

La subdirectora provincial de Trabajo de la provincia de Sancti Spíritus (centro del país), Mileydis Peláez García, indicó a la revista que hubo organismos nacionales que "aplicaron en enero los sistemas de pago del año 2008, teniendo aprobados los del 2009".

Peláez indicó que la aplicación del nuevo sistema "no ha contado con el nivel de preparación que reclamaba por su alta complejidad y la extrema sensibilidad económica y social del asunto".