La Seguridad Social tendrá un superávit de 5.586 millones en 2009

MADRID, 22 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró hoy que la Seguridad Social tendrá en 2009 un superávit de 5.586 millones de euros y explicó que va a seguir manteniendo este saldo positivo porque su situación "a corto y medio plazo es la más robusta que se ha conocido en los último años", con lo que la renovación del Pacto de Toledo para el futuro de las pensiones se puede hacer "con más tranquilidad que nunca".

Según fuentes del Ministerio de Trabajo consultadas por Europa Press, esta previsión de 5.586 millones de euros, equivalente al 0,5% del PIB, la ha realizado la Intervención General de la Seguridad Social basándose en los datos de ejecución presupuestaria del primer trimestre del ejercicio. Esta estimación, por tanto, podría cambiar en función de cómo evolucione el sistema en los próximos meses.

Este superávit del 0,5% del PIB no coincide con el 0,2% estimado por el Ministerio de Economía y Hacienda para este mismo año debido a que el Departamento dirigido por Elena Salgado tiene en cuenta, además del saldo del sistema de la Seguridad Social, las cuentas del Fondo de Garantía Salarial y el desempleo. Por eso, siempre difiere el superávit de la Seguridad Social que se difunde desde Trabajo (referido exclusivamente al sistema de pensiones) con el que contabiliza Hacienda.

Durante su intervención ante el Congreso de los Diputados, Zapatero señaló que el saldo de la Tesorería de la Seguridad Social asciende en estos momentos a 20.000 millones de euros, mientras que el Fondo de Reserva de la Seguridad Social se cifra en 58.000 millones, lo que supone una "expectativa razonable" para el futuro del sistema de pensiones.

Asimismo, insistió en que la Seguridad Social cerrará el ejercicio con un saldo positivo y señaló que la relación actual entre cotizantes y pensionistas está en el 2,7. No obstante, incidió en que el superávit no está vinculado sólo al número de cotizantes, sino también a las medidas estructurales llevadas a cabo en la última década.

"Es un mérito de todos", admitió Zapatero, quien no obstante insistió en que la situación actual de la Seguridad Social es mejor que la que se vivió en 1995, cuando se creó el Pacto de Toledo, y también que la existente en 2004, cuando su Ejecutivo accedió al poder.

LA "RECTIFICACIÓN" DE RAJOY SOBRE ORDÓÑEZ

Zapatero reprochó al presidente del PP, Mariano Rajoy, que proponga rebajar las cotizaciones sociales de las empresas mientras que alerta de los riesgos para el sistema de la Seguridad Social, tras "hacer suyas" las declaraciones del gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez.

Previamente, el líder del PP había cuestionado el optimismo del Gobierno. "¿Quién lo dice, el mismo que decía que no había crisis?", preguntó Rajoy, para añadir que el pago de las pensiones estará garantizado en el "supuesto" de que gobierne el PP. "No será la primera vez que llegamos al Gobierno para pagarlas", incidió.

En este sentido, Zapatero mostró su "sorpresa" porque el PP apoye ahora al gobernador, después de las críticas vertidas contra él por su nombramiento en 2006, tras pasar por la Secretaría de Estado de Hacienda bajo la vicepresidencia económica de Pedro Solbes.

"Me alegra que tenga que rectificar algunas de las afirmaciones que hizo entonces, me imagino que ahora no seguirá manteniendo que me cargué la independencia del Banco de España con su nombramiento", incidió.

AFORTUNADA INDEPENDENCIA DEL BANCO DE ESPAÑA

En este sentido, señaló que el Banco de España es "afortunadamente independiente y autónomo", y aseguró que el Gobierno lo "respeta" como hacen todos los otros órganos que cumplen "un papel regulador fundamental".

"Ni el gobernador ni otras autoridades son correas de transmisión del Gobierno", aseveró Zapatero, quien señaló que Fernández Ordóñez ejerce sus funciones "con libertad, autonomía y responsabilidad".