Méndez (UGT) dice que el sistema de pensiones es "solvente y sólido" y los que tienen problemas son los fondos privados

Dice que los trabajadores protagonizarán la salida de la crisis, pero advierte que UGT velará por que se garanticen sus derechos

TOLEDO, 9 (EUROPA PRESS)

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, criticó hoy las opiniones de los analistas de valores y de algunos dirigentes políticos que ponen en tela de juicio el sistema de pensiones español, afirmando que "el sistema público de pensiones de España es solvente y sólido", y los que tienen "graves problemas de rentabilidad son los fondos privados de capitalización".

Durante su intervención en la clausura del IV Congreso de la Confederación del Comercio, Hostelería, Turismo y Juego (CHTJ) de UGT, que se ha celebrado durante tres días en Toledo, Méndez consideró "lamentable" que desde ciertas instituciones y responsables "se pretenda inyectar inseguridad y desconfianza en nuestro sistema público de pensiones".

Cuando eso ocurre, agregó, "a los únicos que se les hace la boca agua son a los representantes de las entidades financieras, que piensan que así pueden hacer negocio". Los sistemas públicos de pensiones, insistió Méndez, son "sólidos y solventes, hoy, ayer y también mañana y pasado", porque, entre otras cosas, "tienen las garantías del Estado", recordó.

Refiriéndose a los analistas de valores "que llegaron a la conclusión de que el dinero engendraba dinero", les recordó la importancia de las políticas públicas y el valor del trabajo, ya que "el valor y el precio de cualquier servicio está directamente vinculado a las instalaciones, las innovaciones tecnológicas y la cantidad y calidad de los trabajadores. De ahí es de donde sale el dinero", aclaró.

Esta premisa para UGT "es la clave que nos permitirá recuperar el valor del trabajo y desarrollarnos". Éstos, explicó Méndez, fueron los primeros que recurrieron a las políticas públicas, es decir, "al dinero de todos los contribuyentes", para rescatar a las entidades financieras, y ahora "mantienen la siguiente máxima: que el Estado pague pero no moleste, siguiendo las viejas recetas, como por ejemplo recortar las pensiones públicas". Pues "estamos en desacuerdo", afirmó, porque "el sistema público de pensiones en España es solvente y sólido", reiteró.

ABARATAMIENTO DEL DESPIDO

En relación con la "apología" del abaratamiento de los despidos, Cándido Méndez aseguró tener "las ideas muy claras", recordando que hasta 2007 España fue el país de la Unión Europea que más empleo creaba "con la normativa laboral española, no con la de Estados Unidos ni la de Dinamarca".

Desgraciadamente, a su juicio, a la vez "éramos el país de la Unión Europea que más vivienda construía", superando la media de construcción de viviendas de todos los países comunitarios, lo que ha conducido a un arrastre del sector turismo, "propiciando la especulación en determinadas zonas que ha hecho aflorar la oferta, legal o ilegal, de plazas hoteleras, y debilitando la estructura de hoteles, que son los que más empleo y actividad económica generan".

Por tanto, consideró que el problema no es la normativa laboral, sino la estructura constructiva que se ha desarrollado en los últimos tiempos, "y eso es lo que hay que corregir, y en lo que se basa el cambio de modelo productivo" que UGT propone para España, sobre la base "de preservar los sectores tradicionales de la economía española", como por ejemplo la construcción, "que tiene gran importancia, pero a la que hay que rescatar de la especulación".

Para ello, habrá que dirigir el sector a satisfacer la demanda social de viviendas protegidas a un precio asequible, y a la rehabilitación de viviendas, hoteles y cascos urbanos de las ciudades "para ser más eficaces en la lucha contra el cambio climático".

Lo mismo, a su juicio, debe ocurrir en los sectores turístico y comercial, que presentan "gran nivel de precariedad" del que hay que rescatarlo apostando por la calidad y la renovación de la planta hotelera, reconociendo a los profesionales del sector, su salario y estabilidad de empleo, protegiéndolo a su vez de las enfermedades profesionales, accidentes laborales, y propiciando su inclusión en un marco laboral que permita la conciliación de la vida laboral y familiar "como un derecho inalienable".

En definitiva, estos elementos "son los que deben definir la salida de la crisis que vamos a protagonizar los trabajadores", y UGT, advirtió Méndez, se ocupará de velar por que se garanticen sus derechos, trabajos y salarios, apostando, de forma paralela, por la educación, la innovación, un desarrollo sostenible y el respeto por el medio ambiente.

RECUPERAR LA LIQUIDEZ

De otro lado, el secretario general de UGT recordó la necesidad de recuperar "la liquidez" en el sistema financiero español, preguntándose "de qué nos sirve tener el sistema financiero más solvente de Europa en las circunstancias actuales, si eso no se está traduciendo en que llegue dinero suficiente a las familias y empresas españolas".

De este modo, reclamó al Gobierno que "tome determinaciones" para que se solucione una situación en la que las instituciones financieras de España han recibido en avales y activos 150 millones de euros "para que unos pocos se puedan pavonear y sacar pecho ante unos buenos resultados económicos", ya que, a su juicio, lo que realmente hay que mejorar es "la situación de las familias trabajadoras y la situación de las pequeñas y medianas empresas".

Finalmente, terminó su discurso animando a los presentes a acudir a la manifestación que la Confederación Europea de Sindicatos ha convocado para el próximo martes, 14 de mayo, en Madrid, para defender una Europa social y de los trabajadores como la solución para salir de la crisis. Hasta el día 16 se realizarán otras manifestaciones en Bruselas, Praga y Berlín con el mismo fin.