UGT pide una mejora de los salarios para que aumente el consumo y los precios se estabilicen

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

UGT afirmó hoy que el descenso de la tasa de inflación en abril (-0,2% en tasa interanual) se debe básicamente a la caída generalizada del consumo, como consecuencia de la actual situación de la actividad económica y del empleo, por lo que demandó una política de garantía y mejora del poder adquisitivo de los salarios.

Así, destacó que los datos de negociación colectiva del mes de abril muestran que se han firmado un total de 3.039 convenios para este año, con una media de incremento salarial del 2,66%. Ello indica, según UGT, que la negociación salarial avanza a buen ritmo, si bien afirma que podría mejorar si las patronales CEOE y Cepyme "no mantuvieran su falta de compromiso".

A pesar del segundo descenso consecutivo de la inflación, el sindicato asegura que no se puede hablar de deflación, sino de un proceso de desinflación como consecuencia de la caída de los precios del petróleo y de determinadas materias primas. En este sentido, indica que la inflación subyacente se situó en el 1,3% en tasa interanual.

Por último, ante el hecho "cierto" de que el sector financiero sigue sin transmitir la liquidez necesaria a los agentes económicos, cuestión "clave" para la recuperación económica, UGT señala que la decisión del BCE de inyectar más liquidez en el sistema a menor precio, a través de la rebaja de los tipos hasta el 1% y la disposición de 60.000 millones para la compra de activos, es una buena noticia, siempre y cuando redunde en un mejor acceso a la financiación para las familias y empresas.

Para UGT, es prioritario reactivar la economía y el consumo a través de la protección del poder adquisitivo de los salarios, de tal forma que se evite una mayor destrucción de empleo, pero también considera urgente garantizar el flujo de crédito a las familias, empresas y autónomos.