Zapatero atribuye la crisis a la construcción, dice que ha reaccionado y que se ha equivocado como los demás

Ofrece un "acuerdo" a los partidos, rebajará 5 puntos el impuesto de sociedades para pymes y apoyará la compra de coches con 500 euros

Suprimirá la deducción por vivienda en 2011 para rentas inferiores a 24.000 euros y habrá otro fondo de inversión local de 5.000 millones

MADRID, 12 (EUROPA PRESS)

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, atribuyó hoy buena parte de la crisis económica al elevado peso de la construcción en el PIB español, admitió que el Gobierno se equivocó "sucesivamente" en sus previsiones durante el último año, como también se han equivocado los demás gobiernos, pero considera que ese "error" no le ha impedido "reaccionar". Durante el Debate del estado de la Nación, y tras anunciar una batería de medidas a corto y largo plazo --en algunas de las cuales pide a las CCAA que comprometan gasto-- Zapatero se comprometió a impulsar un "acuerdo" para la recuperación económica y la protección social basado en un "modelo renovado" de crecimiento centrado en la economía verde y en la I+D+I.

Una de las medidas de mayor calado y enfocada a evitar la pérdida de más empleos es la rebaja de 5 puntos en el impuesto de sociedades para las pymes que aumenten el empleo. Con el mismo objetivo, el presidente también anunció una especie de nuevo Plan Renove para el automóvil en el que el Gobierno se compromete a aportar 500 euros pero pide colaboración a CCAA y fabricantes.

DEDUCCION POR COMPRA DE VIVIENDA

A estas medidas se suma un nuevo plan de inversión local que estará dotado con 5.000 millones de euros en 2010 y, con el fin de dar salida a las viviendas en venta ha anunciado que en 2011 se suprimirá la deducción en el IRPF para la compra de nuevas viviendas y sólo quedará para las rentas inferiores a 24.000 euros.

Zapatero comenzó su discurso exponiendo que desde que asumió la presidencia del Gobierno en 2004 ya era consciente de la necesidad de modernizar el sistema productivo por entender que la economía mantenía una serie de debilidades, sobre todo, las que tenían que ver con el modelo productivo y que situó básicamente en el excesivo peso de la construcción en el PIB (el 11,7 por ciento del PIB en 2007, mientras que en la eurozona era el 7 por ciento).

Expuso que el Gobierno decidió abordar estas debilidades y tras recordar algunas de las medidas que ha aplicado contra ellas, entre las que citó el combate contra la especulación inmobiliaria, explicó que en el primer semestre de 2008 empezó a "cambiar el viento" de la economía. Aunque siguió insistiendo en que "nadie podía esperar que ese cambio fuese el preludio de la tempestad que azotó al mundo a partir del verano". Admitió la evidencia de que el Gobierno "se ha equivocado sucesivamente" durante este último año, pero apuntó que también han cometido el mismo "error" el resto de gobiernos y organismos internacionales.

Sin embargo, dijo que estas equivocaciones no son "un consuelo" y tampoco una "justificación", porque considera que el Gobierno reaccionó "dentro de sus posibilidades". Así, señaló: "reaccionamos pues en primavera a las circunastancias de entonces" y "volvimos a actuar, sobre todo, a raíz del verano, cuando la crisis da plenamente la cara, provocando el fin del crecimiento y después la recesión".

Pero, a pesar de esta reacción, admitió que el último año ha sido "tan largo como difícil", con una "grave y vertiginosa crisis" que ha provocado una pérdida "abrumadora de empleo".

ACUERDO CON LAS FUERZAS POLITICAS

En esta situación, Zapatero se ha comprometido a impulsar un "acuerdo" al resto de las fuerzas políticas para la "recuperación económica" y la "protección social", basado en el modelo económico renovado que expuso durante su intervención, basado en la economía verde y en la I+D+I, así como en las políticas de empleo de las distintas administraciones y en la renovación del Pacto de Toledo sobre las pensiones. Incluso planteó "conjugar" la "fidelidad" a los compromisos contraídos con sus electores, con la "voluntad de propiciar la conciliación de ideas, propuestas y sensibilidades diversas". En su opinión, es el momento de la "transformación del modelo productivo" que será, dijo, "la clave" para retomar una "senda de prosperidad sostenible" y, el Gobierno, dijo, "quiere debatirla y compartirla con los grupos de esta Cámara".

Por ello, una de las medidas que propuso está destinada al sector al que culpa de los males de la economía española, el inmobiliario y para ello adelantó que a partir de enero de 2011 se acabará la deducción en el IRPF para las nuevas compras de vivienda. Sólo las rentas inferiores a 17.000 euros mantendrán esta deducción, que se irá reduciendo hasta desaparecer con las rentas superiores a 24.000 euros. De esta forma, dijo, "el mercado se podrá reactivar durante los próximos meses para liberar el parque inmobiliario de pisos vacíos y sin vender o alquilar".

RECORTE DE GASTO DE OTROS 1.000 MILLONES

Otra de las medidas de gran calado que ha presentado hoy el presidente y destinada, precisamente, a mantener el empleo es la rebaja de 5 puntos en el impuesto de sociedades a las pymes que facturen menos de 5 millones de euros ya que a 31 de diembre de 2009 mantengan o mejoren la plantilla media de 2008.

Zapatero enmarcó esta rebaja en una política fiscal "anticíclica", que traerá como consecuencia un "nivel de déficit público", aunque dijo que para atender este esfuerzo realizará un nuevo recorde del gasto de otros 1.000 millones de euros, que se sumarán a los 1.500 que ya ha aplicado.

MEDIDAS QUE IMPLICAN GASTO DE LAS CCAA

El sector del automóvil, otro de los grandes generadores de empleo, también contará con otro plan que fomentará la compra de vehículos con una aportación de 500 euros del Gobierno, pero que requiere de la aportación de otros 500 por parte de las CCAA y de 1.000 euros de los fabricantes. A ello une un plan VIVE para autobuses.

Otra de las iniciativas que Zapatero ha propuesto en el Debate y que también debe contar con las CCAA es la puesta en marcha del proyecto Escuela 2.0 por la que cada alumno recibirá, a partir de septiembre, un ordenador portátil.

La ampliación del plan renove para el turismo con 600 millones adicionales o la exención fiscal del abono transporte que hoy reciben muchos trabajadores, son algunas de las medidas que anunció.

Para financiar todas estas propuestas, expuso que habrá un fondo para la economía sostenible dotado con 20.000 euros de fondos públicos y privados para 2009 y 2010. A lo que se sumará un nuevo fondo de inversión local, de 5.000 millones para 2010, destinado a proeyctos de sostenibilidad ambiental, tecnológicos y de atención social a personas dependientes o con discapacidad.

En cuanto a la financiación autonómica, Zapatero prevé que para mediados de julio haya un acuerdo, ya que ha anunciado la convocatoria del Consejo de Política Fiscal y Financiera para el 15 de ese mes.

Zapatero dedicó unas palabras a la lucha contra el terrorismo y para afirmar que contra ETA "juntos estamos más cerca del fin". No olvidó tampoco las reformas que realizará en materia de Justicia, ni las leyes sobre derechos que remitirá al Parlamento (ley del aborto, de igualdad de trato, libertad de conciencia y de nueva televisión pública).

La mención a Obama y la puesta en valor de la presencia de España en el G-20, así como el "creciente reconocimiento" del peso de España y la presidencia de la UE en el primer semestre de 2010, para la que "reiteró" su oferta de "amplio consenso político", formaron también parte de un discurso que Zapatero cerró recordando a las personas "sin empleo", pero sin anunciar un subsidio para los que agoten el paro. Una medida esta sobre la que se está trabajando el Gobierno.