2014

SEVILLA, 21 (EUROPA PRESS)

La Consejería de Empleo y los agentes sociales y económicos aprobarán el próximo 17 de junio en el seno del Consejo Andaluz de Prevención de Riesgos Laborales (CAPRL) una nueva Estrategia Andaluza de Seguridad y Salud Laboral 2009-2014, que sustituirá al actual Plan General de Prevención de Riesgos Laborales de Andalucía y que, según adelantó el consejero de Empleo, Antonio Fernández, profundizará en la participación de los sindicatos y empresarios.

Fernández hizo este anuncio durante la entrega de las distinciones de Asepeyo a la prevención de riesgos laborales, donde precisó que el pleno del CAPRL en esa ocasión tendrá lugar en Almería y se enmarca dentro de la Concertación Social. Resaltó el valor de la Concertación con los agentes sociales a la hora de diseñar políticas de prevención de riesgos laborales, una "seña de identidad" que "marca la diferencia" a la hora de diseñar medidas eficaces contra la siniestralidad laboral.

El consejero explicó que la aprobación ha tenido un trámite de año y medio y también se ha remitido el documento al Parlamento andaluz, de forma que "tras la aprobación en el Consejo Andaluz de Prevención entra en vigor aunque la parte formal deberá pasar por la aprobación en Consejo de Gobierno".

Precisó que, a pesar de la necesaria tramitación parlamentaria, en la práctica se está ejecutando medidas de esta nueva Estrategia, con líneas que no existían en la anterior plan, como las acciones para prevenir riesgos derivados de la atención a personas con dependencia.

Agregó que en esta nueva estrategia hay previsto seguir apostando por inversiones en prevención, y además indicó que "habrá que terminar la red de centros temáticos y poner en marcha nuevas líneas de investigación, como el impulso de I+D+I en materia de prevención, incorporar la prevención en sectores emergentes de la economía, como nuevas tecnologías y nuevas energías, que combinarán con el sector de la construcción, por lo que "haya que combinar una nueva oferta ante nuevos riesgos".

El consejero recordó que la legislación de contratación pública se centraba a valorar la oferta económica pero tras la modificación de la legislación se permite la inclusión de mas criterios, "con criterios sociales, como creación de empleo, calidad del trabajo y medir la incidencia de accidentes tanto en la empresa que contrata como en la que subcontrata".

De esta forma, según aseguró Fernández, la Consejería de Obras Públicas "está incluyendo en sus pliegos de ofertas para la concesión de obras públicas, además de criterios económicos, criterios de calidad con esos criterios sociales".

En su intervención en el acto de Asepeyo, el consejero advirtió de que la actual crisis económica no puede servir de "excusa" a las empresas para reducir su inversión en seguridad laboral, ni para reclamar "marcos normativos más cómodos y económicos en cuanto a la protección de los trabajadores".

Durante su intervención en la entrega de las Distinciones al Comportamiento Preventivo de Asepeyo, el consejero afirmó que la actual situación puede evaluarse como "una crisis de las finanzas, de la economía o incluso del empleo, pero nunca será una crisis de la prevención de riesgos laborales" y defendió que la cultura de la prevención de riesgos laborales "no puede estancarse, siempre debe avanzar y sólo puede hacerlo en una única dirección, la de mejorar los niveles de seguridad y salud de las personas en los centros de trabajo".

Asimismo, consideró que la prevención de riesgos laborales "no es un gasto, sino una de las mejores inversiones".

DISTINCIONES A EMPRESAS ANDALUZAS

El consejero de Empleo participó en la entrega de la Distinción al Comportamiento Preventivo 2009 de Asepeyo a ocho empresas andaluzas que han destacado por su baja incidencia en siniestralidad y por su esfuerzo en integrar la prevención en todos los niveles jerárquicos de la empresa.

Las empresas galardonadas han sido la constructora almeriense Jarquil; la gaditana Newimar; la fábrica cordobesa de vidrio AGC Pedragosa; la granadina Cervezas Alhambra; la empresa onubense Construcciones Manuel Sánchez Ruiz; la firma de limpieza jiennense Purlim; el grupo malagueño Disbesa; y el Ayuntamiento de Écija (Sevilla). En todos los casos, las firmas premiadas han registrado descensos de sus índices de incidencia superiores al 27 por ciento y hasta el 90 por ciento o incluso han alcanzado la siniestralidad cero.

Para la selección, Asepeyo valoró diferentes criterios que destacan a estas empresas como buenas gestoras de la prevención de riesgos laborales dentro de su sector de actividad. Así, se tuvo en cuenta que desarrollen una actividad de riesgo; que sus cifras en materia de siniestralidad sean buenos o tengan una evolución a la baja y que, a través de una buena gestión preventiva, se haya realizado un esfuerzo por reconducir la accidentalidad e integrar la prevención en todos los niveles jerárquicos de la empresa.