El Maestranza niega que "exista amianto" y dice que "jamás ha existido el más mínimo riesgo para la salud"


SEVILLA|

El Teatro de la Maestranza de Sevilla asegura que tras cuatro mediciones efectuadas por dos empresas distintas de la forma en que ha determinado la propia Inspección de Trabajo, el resultado ha sido que "no existen fibras de amianto en el ambiente", al tiempo que ha informado de que "jamás ha existido el más mínimo riesgo para la salud ni de los trabajadores ni del público".

En un comunicado señala que los restos de fibrocemento retirados del escenario del coliseo sevillano fueron detectados en el desmontaje de unas placas de dicho material que fueron instaladas en la construcción del edificio con fines acústicos, al tiempo que ha informado de que "jamás ha existido el más mínimo riesgo para la salud ni de los trabajadores ni del público", como "así lo han determinado sendos informes de la Inspección de Trabajo de fechas 16 de abril y 3 de noviembre de 2015".

De este modo, el coliseo sevillano informa de que se han realizado hasta cuatro mediciones, una el 20 de noviembre de 2014, otra el seis de abril de 2015 y dos el 27 de julio de 2015 efectuadas éstas por dos empresas distintas, "con el fin de determinar si en el ambiente existían fibras de amianto en suspensión, que es lo que determinaría la peligrosidad o riesgo para la salud".

Pues bien, el teatro explica que "viéndose realizado todas ellas por los métodos legales y de la forma en que ha determinado la propia Inspección de Trabajo, el resultado ha sido negativo en todas ellas, es decir, no existen fibras de amianto en el ambiente", y añade que las muestras fueron tomadas en los lugares donde se encontraban situadas las placas, del foso de orquesta, de los filtros de las máquinas de aire acondicionado y del patio de butacas, es decir, "de las zonas más sensibles tanto para trabajadores como para público.

En este sentido añade que la determinación de los lugares de donde habrían de ser tomadas las muestras "se hizo de común acuerdo con los representantes de los trabajadores".

Además, y para abundar más en determinar la ausencia de riesgo para la salud de los trabajadores, el propio Comité de Seguridad y Salud del Teatro, integrado por representantes de la empresa y de los trabajadores, "acordó que todos los trabajadores se sometiesen de forma obligatoria al protocolo específico de vigilancia de la salud existente al respecto" y, tras realizarse el oportuno reconocimiento médico en mayo de 2015, "en absolutamente ninguno fue encontrado resto alguno por lo que todos fueron declarados aptos".

"Sensibles con las inquietudes de los trabajadores, y aun cuando como decimos la propia Inspección de Trabajo ha informado sobre la inexistencia de riesgo, tanto la propia Inspección de Trabajo como el Consejo de Administración han determinado que se efectúe una nueva limpieza", afirma el teatro, que señala que dicha limpieza, cuya realización estaba inicialmente prevista para la pasada Semana Semana, "no pudo llevarse a efecto por cuanto que dicha Inspección de Trabajo ha requerido que la empresa encargada, Demoliciones Grupo Hermanos Benítez S.C.A. redacte un Plan Específico de actuación que se adapte a las características complejas del espacio".

"Al solicitar la redacción de dicho Plan Específico, que posee una tramitación más compleja y dilatada en el tiempo, la Inspección de Trabajo ha sido en todo momento plenamente consciente y conocedora de que los trabajos no iban a poder acometerse en las fechas previstas", concluye el Maestranza.