CC.OO. denuncia el "silenciamiento" de un accidente laboral en el que murió un obrero sin contrato el sábado en Coslada

MADRID, 3 (EUROPA PRESS)

El sindicato CC.OO. denunció hoy el "silenciamiento" de la muerte de un obrero rumano que trabajaba sin contrato y que falleció el sábado al caerse de la fachada de un edificio situado en el número 7 de la Plaza de Uruguay de Coslada que rehabilitaba.

El siniestrado, Ion Burcea, de 25 años, llevaba cuatro en España y dos trabajando para la empresa Reabifor "sin contrato", según el sindicato. El accidente se produjo por caída del andamio, sin que hasta el momento se conozcan las causas que motivaron la caída. Algunos compañeros, también rumanos, manifiestan que se quitaron algunos tubos para realizar trabajos, lo que pudo motivar su precipitamiento.

CC.OO. de Madrid denunció el accidente ante la Inspección de Trabajo de Madrid y al Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo. "Lo más sorprendente es que la autoridad laboral no ha intervenido hasta que CC.OO. no se lo ha notificado, cuando los familiares han recurrido al sindicato buscando apoyo", indicó el sindicato.

ALTERACIÓN DEL ESCENARIO

El secretario de Salud Laboral de CC.OO., Carmelo Plaza, pedirá responsabilidades por no haber sido notificado el accidente en el momento que se había producido.

Según explicó, este retraso de seis días va a impedir que el escenario del accidente "se pueda ver como estaba en el momento de producirse, pues los tubos que habían quitado los han puesto de nuevo, según manifiestan sus compañeros y se habrán eliminado los incumplimientos más visibles para que la Inspección de Trabajo y el IRSST, puedan determinar las causas".

El sindicato, además de la denuncia ante la Inspección de Trabajo, se personará como acusación popular para que se depuren todas las responsabilidades y se pueda resarcir a los familiares de este joven trabajador.

El pasado de marzo también se produjo en Coslada otro accidente mortal por caída de una cubierta de un trabajador ecuatoriano cuando intentaba una reparación. Estas dos últimas víctimas elevan a 15 el total de trabajadores fallecidos en lo que va de año en la Comunidad de Madrid.