CC.OO. destaca que jóvenes, con contrato eventual y experiencia inferior a un año tienen más riesgo de accidente laboral

Alerta de que en los próximos 20 años entre 40.000 y 50.000 afectados por exposición al amianto fallecerán de cáncer

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 (EUROPA PRESS)

CC.OO. destacó hoy que los trabajadores menores de 34 años "reúnen" tres de los factores que "más inciden" en la siniestralidad laboral, que son su juventud, la mayor tasa de temporalidad que se registra en esta franja de edad y una experiencia inferior a un año en el puesto de trabajo.

Así lo señaló un técnico del sindicato, Jose Pazó, durante la presentación del informe sobre siniestralidad laboral elaborado por CC.OO. con motivo del Día Internacional por la Salud y la Seguridad en el Trabajo, que se conmemora el próximo 28 de abril y para el que la formación sindical se movilizará de forma conjunta con UGT en varias comarcas. En concreto, en Santiago se procederá a entregar a la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG) el manifiesto.

Comisiones Obreras indicó que durante todo el año pasado se registraron en Galicia 55.434 accidentes en el trabajo con baja, de los cuales 50.399 ocurrieron durante la jornada laboral y 5.035 'in itínere' --en los desplazamientos de los empleados para ir y volver del trabajo--. Esta cifra representa una reducción del 2,44 por ciento con respecto a 2007, aunque es mayor, en términos absolutos a las de 2005 y 2006, que fueron 52.407 y 52.871, respectivamente.

La secretaria de Saúde Laboral, Ascensión Esteban Ceballos, aseguró que Galicia "sigue en los últimos puestos en cuanto a resultados" para reducir la siniestralidad laboral. "En Galicia hay un 30 por ciento más de siniestralidad que en el resto de España", dijo y advirtió que el sindicato "no está dispuesto" a "pagar" la crisis con "una reducción de los derechos laborales y de la seguridad en el trabajo".

El aumento de la siniestralidad está "ligado", según CC.OO., al incremento de la población asalariada. El técnico analizó las cifras, además, según el tipo de contrato de los trabajadores afectados por un siniestro laboral y concluyó que la temporalidad conlleva "más riesgo". El 52 por ciento de los accidentes entre 2005 y 2008 los sufrieron personas con contratos eventuales, pese a que representan el 30 por ciento de la población activa.

En cuanto al tamaño de las empresas, Pazó dijo que quienes trabajan en las de menor tamaño son los que "potencialmente están expuestos a más riesgo". El 42 por ciento de los siniestros de 2008 se produjeron en empresas de entre uno y 25 empleados (21.283).

AGENTE TERRITORIAL DE RIESGOS

En este sentido, la secretaria de Salud Laboral, Ascensión Esteban Ceballos, reclamó la implantación del agente territorial de riesgos para "cubrir a los trabajadores indefensos" en firmas de menos de 50 empleados, una figura que cuenta con el "bloqueo total de la patronal".

Otro de los factores que influyen en la siniestralidad es la antigüedad del trabajador en su puesto, pues el 45 por ciento de los accidentes los sufrieron quienes llevaban desarrollando su actividad menos de un año; mientras que, en relación con la edad de los trabajadores, los que no alcanzan los 35 años concentraron el 45,3 por ciento de los incidentes de 2008.

SECTORES Y PROVINCIAS

En cuanto a las cifras por sectores, los servicios representaron la mayor parte de los siniestros en 2008 (fueron 18.314), por delante de la industria (17.466) y la construcción (11.657). Sin embargo, si se atiende a la incidencia, es la construcción el que registró un mayor número de siniestros por 100.000 trabajadores (11.263), seguida de la industria (10.887) y los servicios (3.426).

Por provincias, el sindicato subrayó que las provincias occidentales, A Coruña y Pontevedra, aglutinan el 82 por ciento de los accidentes de 2008, dado que tienen más actividad económica y más población.

AFECTADOS POR AMIANTO

Pazó señaló que los accidentes 'in itínere' representaron en 2008 el 9 por ciento del total de los laborales y alertó acerca de que esta tipología concreta "no sigue la tendencia" a reducirse de otros parámetros. Así, pasaron de 4.396 en 2005 a 5.035 el año pasado. Por su parte, la secretaria de Saúde Laboral, indicó que otro de los "problemas graves" es la "infradeclaración" de enfermedades laborales y, en este sentido, destacó la "lacra social" que suponen los efectos del amianto. "Hay 140.000 trabajadores afectados y sabemos que en los próximos 20 años entre 40.000 y 50.000 van a fallecer de cáncer por exposición al amianto", agregó.

Además, pidió, entre otras medidas, que se cree un fondo de compensación para estos trabajadores y que el dinero que se recaude de las multas impuestas a las empresas que incumplen alguna normativa se destine a un fondo para combatir la siniestralidad laboral.