CCOO y UGT no permitirán que los empresarios reduzcan con motivo de la crisis los recursos destinados a la prevención

Villaraco y Martínez remarcan la necesidad de realizar evaluaciones de riesgo y planes de prevención en los centros de trabajo

TOLEDO, 28 (EUROPA PRESS)

Delegados CCOO y UGT advirtieron hoy, en la toledana plaza de Zocodover, de que no van a permitir que los empresarios de la región, con la excusa de la crisis económica, reduzcan los recursos destinados a la prevención de riesgos laborales.

Asó quedó de manifiesto durante la lectura de un comunicado en el acto con el que conmemoraron la Jornada Mundial por la Salud y la Seguridad en el Trabajo, que se celebra este año bajo el lema "Tenemos motivos", y con la que quisieron rendir homenaje a las 48 muertes que en 2008 se registraron en la región, como consecuencia de los accidentes laborales.

En el escrito, que dio lectura la redactora de La Tribuna, Carolina Sánchez Rubio, apuntaron que los empresarios, con motivo de la crisis económica que afecta a los trabajadores en forma de despidos, "están dificultando la negociación colectiva y pretenden aprovechar la misma para socavar los derechos laborales en su conjunto".

Alertaron de que se están empeorando las condiciones de trabajo, así como los recursos que las empresas dedican a la prevención de riesgos laborales. "Da la impresión de que la prevención era una concesión propia de los años de bonanza económica pero que cuando la situación económica no viene de cara, hay que eliminar o restringir", indicaron.

Criticaron también la negación del reconocimiento de las enfermedades profesionales y otros daños derivados del trabajo que protagonizan los competentes en declarar, responsabilizando de ello a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la seguridad social, así como a las administraciones públicas.

Lamentaron, asimismo, la "inaceptable actitud" de la patronal estatal, que se opone al cumplimiento de la Estrategia Española de Salud y Seguridad, uno de los puntos más importantes del Diálogo Social, que pretende disminuir la siniestralidad laboral y mejorar de forma progresiva los niveles de seguridad y salud en el trabajo.

EVALUAR LAS POLÍTICAS

Una vez finalizada la lectura de este comunicado, el secretario provincial de CCOO, Jesús García Villaraco, en declaraciones a los medios, señaló que éste es un día para recordar a todos los trabajadores que han fallecido en accidentes laborales; para evaluar las políticas que se hacen para evitar esos siniestros; y para reafirmar el compromiso de los sindicatos a la hora de seguir trabajando en pro de la seguridad en los centros de trabajo.

"El accidente de trabajo se puede evitar, no es una maldición divina, pues tiene unas causas. Por ello, si en los centros de trabajo se hacen evaluaciones de riesgo y planes de prevención estamos convencidos de que podemos ganar a los accidentes laborales", defendió Villaraco.

El responsable provincial de CCOO destacó que en los últimos años en la provincia de Toledo se ha reducido el número de siniestros en el trabajo, pues se ha pasado de 30 trabajadores a 18, "una reducción incompleta, pues mientras que haya un accidente laboral tendremos que seguir trabajando", agregó.

"Por ello hoy venimos a señalar que las administraciones públicas y los empresarios, que son los responsables primeros, han de cumplir con la Ley de Prevención, y las administraciones han de dotarse de medios necesarios para vigilar que se cumpla la norma", defendió Villaraco.

En términos similares se pronunció el secretario provincial de UGT, Rubén Martínez, quien matizó que aunque ahora se está recogiendo el fruto del trabajo que se ha hecho hace tiempo, "no se ha trabajado lo suficiente, porque si no, no tendríamos la tasa de siniestros que todavía se registran".

"Estamos en la buena línea tanto a nivel sindical, como en la administración, que está poniendo más medios, como una parte de los empresarios, y digo una parte porque entendemos que la patronal puede poner bastante más de lo que están poniendo", matizó Martínez, quien no obstante dijo que "hay que seguir manteniendo esa presión porque es la única manera de concienciar a la sociedad y a la patronal".