CCOO y UGT se concentran frente a la CEN para exigir el cumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales

PAMPLONA, 28 (EUROPA PRESS)

Más de un centenar de personas convocadas por los sindicatos UGT y CCOO de Navarra se concentraron este mediodía frente a la sede de la Confederación de Empresarios de Navarra para exigir el cumplimiento íntegro de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales, con motivo del Día Internacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Ambos sindicatos celebraron previamente una asamblea conjunta para conmemorar esta jornada, que se celebra en todo el mundo a iniciativa de la Confederación Internacional Sindical, en recuerdo de las victimas del trabajo y bajo el lema 'Tenemos motivos'.

En declaraciones a los medios de comunicación, el secretario general de CCOO, José María Molinero, expuso que la de hoy es una jornada en la que hay que recordar a las víctimas de accidentes de trabajo y también exigir "tanto a los empresarios como a las administraciones públicas que cumplan las normas de prevención para evitar todo tipo de accidentes".

En este sentido, reclamó a la Confederación de Empresarios "que aparte las reivindicaciones absurdas, que quieren orientar a los empresarios a que los costes que deben dirigirse a la prevención no sean consideradas inversiones, y que no se aprovechen de esta crisis para tratar de obtener beneficios a costa de la salud de los trabajadores".

Por su parte, el secretario general de UGT, Juan Goyen, afirmó que los datos demuestran que en Navarra "se ha avanzado de forma notable en la siniestralidad laboral en los últimos nueves años, fruto de la política de concertación sindical", pero recalcó que, a pesar de todo, no están "ni mucho menos satisfechos, porque nos gustaría la tolerancia cero".

Además, también criticó a los empresarios "que están aprovechándose de la crisis para recortar costes laborales en elementos tan fundamentales como la salud y la seguridad en el trabajo, cuando deben ser incrementados".

Ambos sindicatos acordaron un manifiesto conjunto leído durante la concentración por las responsables de Salud Laboral de ambos sindicatos, María José Latasa (UGT) y Raquel Cemborain (CCOO), en el que se expuso que en 2008 hubo en España 831 fallecidos en accidentes laborales, nueve de ellos en Navarra, que suponen "una lacra y una vergüenza para nuestro país y sus instituciones públicas".

Asimismo, en el texto se criticó que en España no se declaran muertes por enfermedad profesional, "aunque se incrementan las prestaciones por viudedad y orfandad tras tener que acudir a los tribunales". Responsabilizan de ello a las Mutuas de Accidentes de Trabajo "como iniciadoras del proceso y a las distintas Administraciones Públicas, que no ejercen adecuadamente su control".

CAMBIO DE POLITICAS

Por ello, exigen "un cambio en las políticas que lleven a reconocer, proteger y prevenir los daños derivados del trabajo en todas sus facetas". Según expusieron, la crisis y sus consecuencias, "nos golpean en todas direcciones, especialmente en forma de empeoramiento de las condiciones de trabajo y también en el retroceso de las actividades y recursos que las empresas dedican a la prevención de riesgos laborales".

En el texto también se hace referencia a la patronal CEOE que "utiliza el contexto económico para sacar su programa máximo: abaratamiento del despido, desregulación laboral, disminución de cotizaciones sociales y de impuestos y congelación salarial".

Su actitud, añadieron, "pone en peligro una tradición de diálogo y consenso en las políticas preventivas que están en la base de los avances producidos y que nos han llevado, entre otras cosas, a reducir los índices de incidencia de la mortalidad por accidente de trabajo a la mitad en los últimos ocho años".

Frente a esta actitud, expusieron que los sindicatos actuarán "en justicia mediante la denuncia, la movilización y la presión sostenida en todos los niveles: la empresa, el sector y la sociedad".

Por último, aseguraron que no están "dispuestos a retroceder lo avanzado desde la entrada en vigor de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales" y no aceptan que la Estrategia de Salud y Seguridad en el Trabajo "sea papel mojado", por lo que exigen al Gobierno y a los empresarios "que la cumpla en todo su contenido".