Cementos Rezola destina a una ONG los 3.000 euros de beneficios de su plan de seguridad y salud en el trabajo

BILBAO, 29 (EUROPA PRESS)

Financiera y Minera (FYM)-Cementos Rezola, compañía del Grupo Italcementi, ha hecho entrega de 3.000 euros a la Organización No Gubernamental Cooperación Internacional, que serán destinados a la rehabilitación de viviendas de personas del País Vasco con escasos recursos económicos. Esta iniciativa solidaria está ligada al cumplimiento de los objetivos de disminución de accidentes en los centros productivos de FYM en Euskadi, cuyo índice se encuentra entre los mejores del sector, gracias a la Cultura de Seguridad desplegada por la empresa.

En un comunicado, la compañía informó de que las dos fábricas de FYM-Cementos Rezola en el País Vasco, ubicadas en Arrigorriaga (Bizkaia) y Añorga (Gipuzkoa), así como sus canteras de áridos calizos y plantas de hormigón, llevan registrando varios años consecutivos sin accidentes laborales, "un gran éxito teniendo en cuenta los altos índices de siniestralidad que sufre el sector de la construcción".

Según explicó, este "positivo" balance ha sido posible, entre otras razones, a la puesta en marcha en el año 2000 de una plan de prevención de riesgos, bautizado con el nombre de "Cero Accidentes" / "Zero Istripu". Este proyecto implicó la puesta en marcha de una "auténtica cultura de seguridad" en el trabajo, "que ha permitido reducir de forma considerable los niveles de accidentes, logrando que en la mayoría de las instalaciones de FYM-Cementos Rezola no haya accidentes durante años".

Coincidiendo con el Día de la Seguridad en el Trabajo, que FYM-Cementos Rezola celebra en sus centros de trabajo con diferentes actividades para fomentar y promocionar la Prevención de Riesgos Laborales entre los trabajadores, ha lanzado el proyecto "Seguridad Solidaria" mediante el cual la empresa colabora con la ONG Cooperación Internacional en la rehabilitación de viviendas en barrios desfavorecidos, en la medida en que sigue alcanzando sus objetivos de disminución de los accidentes.

Cooperación Internacional tiene una amplia trayectoria en este tipo de proyectos solidarios de rehabilitación desde que en 1996 rehabilitaron 24 viviendas con la participación de 100 jóvenes voluntarios. El año pasado fueron más de 900 los voluntarios que participaron en tareas de adecentamiento, pintura y limpieza en diferentes ciudades y tienen actuaciones previstas en varios países.

Siempre trabajan en contacto con los Servicios Sociales Municipales de los barrios en los que actúan, por lo que la idoneidad de los proyectos que acometen está garantizada y los trabajos los realizan jóvenes voluntarios asesorados por profesionales en las tareas de rehabilitación.

"La implicación y participación de los 850 empleados de FYM-Cementos Rezola, incluidos los mandos directivos, en la formación y supervisión del sistema, es el motor que asegura una integración de la seguridad en las tareas cotidianas y, con su ejemplo, fomentan una cultura de prevención de riesgos en todos los trabajadores", destacó la compañía.

DÍA DE LA SEGURIDAD EN EL TRABAJO

Con motivo del Día de la Seguridad en el Trabajo, las plantas vascas de FYM-Cementos Rezola han celebrado diferentes actividades, tales como jornadas de puertas abiertas, exhibiciones de uso de plataformas elevadoras, prácticas de extinción de incendios, concursos de seguridad para que los trabajadores elijan al compañero más seguro, charlas de seguridad doméstica, rutas senderistas a montes cercanos y otras iniciativas dirigidas a los trabajadores y sus familias.

Desde el pasado año, la compañía traslada también estas actividades fuera de sus centros de trabajo, organizando charlas de seguridad en centros escolares y concursos de dibujo con la Seguridad como tema central.

La planta de Arrigorriaga celebró el Día de la Seguridad en el Trabajo ayer, con una charla del director industrial de Calidad y Medio Ambiente de FYM, tras la cual tuvo lugar la entrega de un cheque por valor de 3.000 euros a un representante de la ONG Cooperación Internacional.

La planta de Añorga celebrará la jornada el sábado, en un acto en el que tomarán parte trabajadores, familiares y amigos. El programa incluye una visita al Museum Cemento Rezola, una actividad de formación sobre extinción de incendios en el ámbito del hogar y ensayos con plataforma elevadora.