Doe Run da descanso forzoso a 1.800 mineros en Perú pese a un plan de rescate

  • Lima, 15 abr (EFE).- La minera estadounidense Doe Run dio descanso forzoso a partir de mañana a más de 1.800 de sus trabajadores de la fundición y la refinería de la ciudad peruana de La Oroya, pese a tener un plan de rescate de 175 millones de dólares avalados por el sector privado.

Lima, 15 abr (EFE).- La minera estadounidense Doe Run dio descanso forzoso a partir de mañana a más de 1.800 de sus trabajadores de la fundición y la refinería de la ciudad peruana de La Oroya, pese a tener un plan de rescate de 175 millones de dólares avalados por el sector privado.

"El plan de salvataje no llega, motivo por el cual la empresa está aplicando el punto 2.3 del convenio colectivo para dar descanso forzado a más de 1.800 trabajadores, el 75 por ciento de la fuerza laboral de La Oroya", dijo hoy a Efe Luis Castillo, secretario general de la Federación Nacional de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú.

Sin embargo, la versión que la empresa ha dado a sus trabajadores es que no tienen concentrado de minerales suficientes para seguir operando ni tampoco cuentan con liquidez.

Los trabajadores afectados se verán obligados a descansar durante 30 días, en los que cobrarán el salario básico, de 65 soles diarios (21 dólares), explicó el líder sindical, que pidió la aplicación del plan de rescate anunciado a principios de mes por el Gobierno, para que Doe Run no se declare en insolvencia.

Castillo reclamó que el convenio colectivo solamente permite el descanso forzoso como consecuencia de "un hecho fortuito", una situación que no se aplica en el caso del desabastecimiento de concentrado de minerales ya que, dijo, era un problema que Doe Run afrontaba desde hace tiempo.

Doe Run informó el pasado 25 de marzo que había detenido sus operaciones en un 95 por ciento, a raíz de un problema financiero que generó la suspensión del crédito para capital de trabajo que tenía contratado con un sindicato de bancos nacionales e internacionales y, según Casstillo, desde esa fecha no ha retomado las operaciones.

El 2 de abril pasado, el ministro de Economía de Perú, Luis Carranza, anunció que un grupo de empresas mineras privadas avalaría un crédito de 175 millones de dólares para que pudiera reanudar sus operaciones en La Oroya.

Castillo, quien también trabaja para Doe Run, expresó su preocupación por la situación de los trabajadores, quien después de los 30 días del descanso forzoso podrían perder sus puestos de trabajo, y anunció que realizarían protestas y toma de carreteras.

Doe Run Perú, una de las más mineras importantes del país, opera el Complejo Metalúrgico de La Oroya, en la región de Junín, desde 1997, y la mina Cobriza, en Huancavelica, donde se producen plomo, zinc, plata y oro, desde 1998.