El alcalde admite la "diferencia de criterios" entre delegados con el caso de Diego de Riaño

Huye de las "alcaldadas" y asegura que los empleados del edificio de Diego de Riaño regresarán "con las garantías adecuadas"

SEVILLA, 24 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Sevilla, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), atribuyó hoy a una "diferencia de criterios" entre los concejales del Equipo de Gobierno las divergencias protagonizadas entre el concejal de Recursos Humanos, Emilio Carrillo, y la portavoz del Gobierno local, Maribel Montaño, en cuanto al destino del edificio municipal de la calle Diego de Riaño, un caso que se resolverá con "la vuelta de los trabajadores" a dicho inmueble "con las garantías adecuadas" y el acuerdo de los concejales implicados y los líderes sindicales.

En declaraciones a los periodistas tras la inauguración del Centro Permanente de Formación y Empleo 'Pasaje González Quijano', el alcalde aseguró que el asunto "está ya resuelto" porque "los distintos delegados municipales afectados están trabajando para resolverlo", engarzando la citada solución a la "satisfacción de los delegados sindicales", que en el marco del Comité de Seguridad y Salud se han mostrado todos ellos contrarios al retorno de los empleados al edificio a menos que existan garantías absolutas en cuanto a su seguridad.

Dado el cruce de declaraciones protagonizado ayer entre Emilio Carrillo y Montaño, pues el primero se aferra al pronunciamiento del Comité de Seguridad y Salud del Ayuntamiento para oponerse al retorno de los trabajadores mientras la segunda esgrime dos informes municipales para anunciar la vuelta a la "normalidad" del inmueble, el alcalde reconoció que ha existido una "diferencia de criterios" entre los dirigentes socialistas implicados en el asunto y aseguró que, en calidad de primer edil, ha "compartido estos puntos de vista".

En ese sentido, explicó que prefirió no protagonizar una "alcaldada", porque "no suelo hacerlas, no me gusta", remitiéndose de nuevo al trabajo de los delegados municipales para asegurar que el caso "estará resuelto, creo que con la vuelta de los trabajadores" al edificio de la calle Diego de Riaño "con todas las garantías adecuadas" que eliminen la "intranquilidad" del colectivo de empleados de las áreas de Mujer y Salud y Consumo y de la asesoría jurídica del Consistorio.