El fallecido en Aracena murió calcinado tras intentar encender una chimenea

HUELVA, 16 (EUROPA PRESS)

El hombre de unos 60 años cuyo cadáver fue hallado en la noche de ayer en una finca de la localidad onubense de Aracena, concretamente en un paraje conocido como Camino del Rebollar, murió calcinado al salir ardiendo tras intentar encender una chimenea en su vivienda.

Fuentes de la Subdelegación del Gobierno en Huelva explicaron a Europa Press que, según las primeras informaciones, el varón fallecido estaba intentando encender la chimenea cuando el forro polar acrílico que llevaba puesto se incendió de forma inmediata.

En ese momento, el afectado se tiró al suelo para intentar sofocar las llamas y comenzó a dar vueltas sobre sí mismo hasta salir de la vivienda y continuar dando vueltas por el césped, si bien la víctima no pudo apagar las llamas y murió al poco tiempo.

Así las cosas, fue un sobrino de la víctima quien encontró el cadáver y dio aviso a las autoridades competentes, que se desplazaron en la tarde noche de ayer al lugar del incidente. Así las cosas, la Guardia Civil ha abierto una investigación al respecto para esclarecer todas las circunstancias que rodean al suceso.