El número de personas que fallecieron en el lugar de trabajo aumenta hasta los 49 casos en Canarias durante 2008

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 28 (EUROPA PRESS)

Un total de 49 trabajadores fallecieron en la Comunidad Autónoma de Canarias en 2008 mientras desarrollaban sus cometidos en el lugar de trabajo, una cifra que supone un aumento respecto al año anterior, cuando murieron 16 personas, según puso hoy de manifiesto la secretaria general de la Unión General de Trabajadores (UGT), Alicia Rodríguez, durante una rueda de prensa con motivo del Día Internacional por la Salud y la Seguridad en el Trabajo, que se celebra bajo el lema 'Tenemos motivos'.

"Hoy, UGT y CCOO hemos convocado a todos los delegados de prevención para tener una asamblea en las distintas sedes en Canarias. Desde luego, estamos aquí para recordar a los 49 hombres y mujeres que murieron trabajando en Canarias en el año 2008 y también para recordar esos 49 momentos en el que los compañeros y compañeras salieron de su casa a trabajar y no regresaron", explicó.

De esta manera, tampoco se quiso olvidar de las 42.033 personas que sufrieron lesiones durante el pasado año, así como a los 171 trabajadores --frente a los 95 casos en 2007-- que sufrieron enfermedades profesionales en 2008 en las islas.

También comentó que los principales motivos de accidentes en las islas son la temporalidad en el empleo, la precariedad laboral, la escasa formación y cualificación que se le da a los trabajadores, la carencia de una cultura preventiva entre las empresas, la falta de medios técnicos y humanos, el incumplimiento de la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y, por último, la falta de control y gestión de los riesgos.

Asimismo, durante 2008, la mayoría de accidentes laborales en la Comunidad Autónoma fueron por aplastamiento, infartos y caídas a distintos niveles. Rodríguez recordó a la Patronal que los accidentes laborales y las enfermedades profesionales no son cifras para una foto. "Son personas con nombres y apellidos que no pueden pasar a la lista del olvido".

"No vamos a permitir --añadió-- que nuestra seguridad y salud sea una pieza prescindible en la relación laboral y tampoco permitiremos que se sientan con el derecho a quitarla o ponerla en función de los tiempos que corran. Desde luego, no podemos hablar de costes cuando hablamos de prevención, porque la seguridad no tiene precio".

En este sentido, la secretaria general del sindicato hizo especial hincapié en que UGT no consentirá que la vigilancia de la seguridad y la salud sea un mero reconocimiento y que no pasarán por alto que las actuaciones y la formación para la prevención de la seguridad y la salud sean charlas de 40 horas para justificar los expedientes de los accidentes.

Así, exigió la seguridad y la salud en los lugares de trabajo, puesto que la Ley de Prevención establece que la responsabilidad de estos aspectos corresponde a la empresa, siendo la Administración la que debe ejercer el control. "Desde luego, a día de hoy, las muertes y los accidentes, lo que ponen en evidencia es la falta de control por parte de quien tiene la responsabilidad de prevenir y de velar por la seguridad de los trabajadores", concluyó.