Gorostiaga destaca la importancia de la Concertación Social para lograr un cambio de modelo en la prevención de riesgos

La vicepresidenta inaugura una jornada para conmemorar el Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo

SANTANDER, 28 (EUROPA PRESS)

La vicepresidenta cántabra y consejera de Empleo y Bienestar Social, Dolores Gorostiaga, destacó hoy la importancia de la Concertación Social para lograr un cambio de modelo en la prevención de riesgos laborales. Así lo dijo con motivo de la inauguración de una jornada conmemorativa del Día Internacional de la Salud y Seguridad en el Trabajo.

La jornada técnica se celebra bajo el lema 'Integrar la prevención para construir empresas responsables y competitivas. Estrategias de éxito' e incluye una ponencia de Manuel Bestratén Bellovi, consejero técnico del Centro Nacional de Condiciones de Trabajo del Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (INSHT).

En la inauguración, Gorostiaga estuvo acompañada por los secretarios generales de UGT, María Jesús Cedrún; de CC.OO, Vicente Arce; el presidente de Ceoe-Cepyme, Miguel Mirones, y el director del Instituto Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo, Amalio Sánchez.

En su intervención, la vicepresidenta recordó los "importantes esfuerzos colectivos" que se están haciendo para "erradicar la elevada siniestralidad" que se ha "padecido históricamente" y para "mejorar las condiciones de trabajo".

Así, aludió por ejemplo a la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el gran volumen de normas en esta materia que han seguido a la Ley; el refuerzo de la participación de los trabajadores; los recursos aportados por las administraciones públicas; la creación de observatorios y fundaciones y, en definitiva, la puesta en marcha de herramientas que han ido contribuyendo a este objetivo.

Con todo ello, "se ha creado una estructura de prevención muy superior a la existente con anterioridad, se han mejorado las condiciones de trabajo y conseguido algunos resultados en términos de reducción de siniestralidad", pero, según Gorostiaga, todavía no están "satisfechos".

La consejera explicó que, desde un punto de vista económico, está demostrado que las sociedades que mejor funcionan son aquellas que cuentan con unos índices de siniestralidad laboral "mucho más contenidos".

CAMBIO DE MODELO

Por ello, subrayó que el reto es "conseguir un cambio efectivo en el modelo de nuestra sociedad y, en particular, en el planteamiento de la prevención de los riesgos laborales". Para ello, "contamos con un factor importante que es la forma de organizarnos y, concretamente, la Concertación Social", señaló.

En este sentido, destacó que la Administración y todos los agentes implicados que forman parte del Consejo Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo están "firmemente comprometidos con liderar este cambio", dirigido a "integrar la actividad preventiva en todos los niveles de la sociedad y, en particular, en todos los niveles y actividades de la empresa".

Este compromiso colectivo quedó plasmado, tal y como recordó Gorostiaga, en la Estrategia Cántabra de Seguridad y Salud en el Trabajo 2008-2012, que marca los objetivos y líneas en los que debe integrarse la colaboración ordenada de todos y que fue consensuada con el Consejo Cántabro de Seguridad y Salud en el Trabajo.

Por último, la vicepresidenta, que dedicó este Día Internacional de la Seguridad y la Salud en el Trabajo al "recuerdo y homenaje a todas las víctimas de los sinistros y enfermedades laborales", reafirmó el compromiso de "trabajar, con la colaboración de todos, por conseguir un cambio de modelo en nuestra sociedad, en que la prevención sea un valor de sus ciudadanos y esté presente en el desarrollo de todas nuestras actividades, de forma que la prevención esté integrada en nuestra forma de hacer las cosas".