Junta y Fiscalía abogan por especialización y más medios para "agilizar" la lucha penal contra la siniestralidad laboral

El convenio suscrito en 2005 ha permitido incoar 809 diligencias previas

ALMERÍA, 18 (EUROPA PRESS)

La Junta de Andalucía y la Fiscalía General del Estado (FGE) valoraron hoy la "intensa" respuesta jurídico-penal en materia de siniestralidad laboral desarrollada en los últimos cinco años gracias al convenio de colaboración suscrito entre ambas administraciones en 2005 si bien abogaron por continuar ahondando en la especialización y por la dotación de más medio materiales para "agilizar" la tramitación de los procesos cuyos plazos en la actualidad se sitúan en una media de cuatro años.

Durante el acto de inauguración de las V Jornadas Andaluzas que reúnen en Almería a fiscales andaluces, funcionarios de la Inspección de Trabajo y técnicos en prevención de riesgos laborales de la Junta, el consejero de Empleo, Antonio Fernández, vinculó la actuación del Ministerio Público con el descenso "muy pronunciado" en el número de accidentes registrado en el primer cuatrimestre de 2009, que cifró en más de un 42 por ciento que se eleva al 60 por ciento en el caso de siniestros mortales, con 21 víctimas frente a los 61 fallecidos entre enero y abril de 2008.

Tras avanzar la próxima firma de un nuevo acuerdo con la Fiscalía General de Estado que, según apuntó, establecerá "nuevas formas de coordinación" y llevará aparejado un aumento de medios materiales, Fernández detalló que la especialización pasa en la actualidad por el sector agrícola y pesquero al tiempo que resaltó que el objetivo es seguir "adelantándose" al accidente al ejercer "todo el peso del Estado de Derecho" sobre aquellos empleadores que ponen en peligro la vida de los trabajadores.

Advirtió, en esta línea, de que se va a intensificar la "persecución" para que a "nadie se le ocurra dejar de invertir en prevención por la crisis" ya que, según garantizó, la autoridad judicial y la Administración autonómica harán que "se le caiga el pelo" a quien cree que puede aprovechar las actuales condiciones económicas en detrimento de la seguridad laboral.

Por su parte, el fiscal especial de Sala coordinador de siniestralidad laboral del Tribunal Supremo (TS), Juan Manuel de Oña, resaltó el convenio actual, pionero en España, como el que "mejor funciona" y mejores resultados ha obtenido ya que permitió la formulación de 785 escritos de acusación durante 2008 frente a los apenas 350 que se redactaron en esta materia dos años antes.

De Oña se mostró más crítico con la celeridad en la tramitación de los procedimientos que, a su juicio, ralentiza la "rapidez" con la que se suele incoar las diligencias de investigación, por lo que apostó por "impulsar y dinamizar" lo que tildó como "un esfuerzo francamente importante a todas las instancias" a través de las mejoras en los informes remitidos desde la Inspección de Trabajo o en los atestados que redactan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Desde que se firmó el convenio, la Consejería andaluza de Empleo ha enviado a los ocho fiscales especializados en siniestralidad, sin necesidad de denuncia previa y de forma "automatizada" 3.773 comunicaciones e informes de accidentes de trabajo o paralizaciones de centros de trabajo por riesgo inminente, lo que ha derivado en la apertura de 809 diligencias previas.

En cuanto a la clasificación de los informes sobre accidentes, 649 se produjeron a consecuencia de accidentes mortales, 357 por accidentes muy graves, 2.241 por situaciones de riesgo y 526 por paralizaciones preventivas de centros de trabajo tras la actuación de la Inspección de Trabajo. El mayor número de diligencias previas abiertas por la Fiscalía se produjo en los casos de riesgo inminente --356--, seguidos por los accidentes mortales --280--, los accidentes muy graves --124-- y las paralizaciones.