La Comunidad celebra el Día Mundial de la Salud en el trabajo bajo el lema 'Más prevención para quien más lo necesita'

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

La Comunidad de Madrid es la región española con menor siniestralidad por trabajador, ya que se producen 4.633 accidentes laborales por cada 100.000 empleados, un 11 por ciento inferior a la media nacional, según informó hoy la consejera de Empleo y Mujer del Gobierno regional, Paloma Adrados.

Según explicó, el índice de siniestralidad laboral está por debajo de otras comunidades como, como Cataluña, con 5.073 accidentes por 100.000 trabajadores o Andalucía, con 5.371.

La Comunidad de Madrid celebra el Día Mundial de la Seguridad y la Salud en el Trabajo bajo el lema 'Prevención para todos: Más prevención para quien más lo necesita' con el objetivo de prestar una mayor atención a jóvenes, mujeres, inmigrantes, autónomos y personas con discapacidad, ya que son estos trabajadores los que más posibilidades tienen de sufrir un accidente laboral.

Así lo manifestó también hoy Adrados, en la conmemoración de este día. Además, la consejera recordó que en el marco del III Plan Director de Riesgos Laborales --documento consensuado con los agentes sociales y que en las próximas semanas cumplirá un año-- se han impulsado actuaciones y medidas de formación, información y sensibilización en todos los sectores de actividad, con atención especial a los tradicionalmente más castigados por la siniestralidad y a los trabajadores más sensibles y más expuestos a los riesgos laborales.

"Este plan, al que hemos dedicado 136 millones de euros, expresa con claridad el compromiso del Gobierno con la seguridad y salud de los trabajadores madrileños", destacó.

En concreto, Adrados se refirió a los jóvenes, ya que su nivel de formación es un factor crucial a la hora de incorporarse al mercado de trabajo, tanto para su cualificación profesional y para su preparación para conocer los riesgos del puesto al que acceden. Para ello, indicó que se han promovido campañas como 'Anda seguro por la vida' o el 'Prevebus' que, iniciadas desde la infancia, centran esta labor formativa.

Por su parte, los jóvenes de último curso de FP, los más próximos a la incorporación al mercado laboral, participan en la campaña 'Seguro que trabajo', que durante 2008 ha llegado hasta 840 alumnos, y continuará durante este año. En el ámbito universitario, las actuaciones se han centrado en aquellas carreras de ingeniería que mayor vinculación tienen con los sectores tradicionalmente más expuestos a los riesgos, como la construcción o el metal.

MÁS PROTECCIÓN A LAS MUJERES

En un mercado como el madrileño, donde las mujeres ocupadas son ya 1,35 millones de euros, es imprescindible analizar las necesidades y circunstancias propias de las mujeres como el embarazo, la lactancia y la discriminación o acoso laboral, señaló la Consejería de Empleo y Mujer.

Por ello, junto a campañas, jornadas y talleres que han tratado estos asuntos, el departamento regional afirmó que en 2008 se han potenciado de manera especial la gestión del Servicio de Intermediación en Riesgos Psicosociales del Instituto Regional de Seguridad y Salud en el Trabajo.

En cuanto a los autónomos, que representan más del 12 por ciento de los trabajadores de la Comunidad de Madrid, se les ha dirigido una nueva campaña en 2008 'Prevenir es Rentable', cuyos buenos resultados han hecho que se prorrogue durante 2009. A través de un aula móvil, que ha recorrido 21 municipios de la región, se han impartido 26 charlas con más de 400 asistentes.

Igualmente, la población inmigrante ha adquirido en los últimos años una creciente presencia en la región. Hoy ya son más de un millón los extranjeros empadronados, es decir, casi el 17 por ciento del total de madrileños.

Para ello se han llevado a cabo novedosas actuaciones, como la traducción de las publicaciones del IRSST a los idiomas más frecuentes de los trabajadores extranjeros residentes en la Comunidad (inglés, francés, árabe, polaco, rumano y portugués). Además, se han llevado acabo 20 talleres formativos que durante 2008 se han realizado en colaboración con asociaciones y fundaciones de trabajadores inmigrantes, llegando a más de un centenar de de personas.

CAMPAÑA ESPECÍFICA PARA DISCAPACITADOS

En lo que se refiere a las personas con discapacidad, se ha puesto en marcha una campaña específica de asesoramiento e información en los Centros Especiales de Empleo que ha permitido valorar las condiciones de seguridad y salud en 30 de ellos. Una campaña que, según la Consejería, ha tenido una "excelente acogida" y "que no sólo va a continuar sino que se va a ampliar a los enclaves laborales y empresas de inserción".

Pero también los trabajadores con discapacidad de las empresas ordinarias han contado con talleres formativos específicos en la 'Feria de Empleo y Discapacidad', que acogió en su última edición a 8.000 visitantes.

Adrados aseguró que el Gobierno regional seguirá trabajando en esta línea y empleando todos los recursos que sean precisos, "pues mientras se produzca un solo accidente o un solo trabajador sea expuesto a riesgo, la tarea no estará acabada".