La Junta decreta mañana el cierre en Diego de Riaño tras la nueva inspección y la petición de Comité de Empresa

Los primeros datos de la nueva inspección sobre el inmueble arrojan indicios de riesgo, lo que se correspondería con el informe inicial

SEVILLA, 7 (EUROPA PRESS)

La Delegación Provincial de Empleo de la Junta de Andalucía en Sevilla decretará mañana el cierre del inmueble municipal de la calle Diego de Riaño, ya con los resultados del informe a raíz de una nueva inspección realizada sobre el edificio y la petición que al respecto el Comité de Empresa del Ayuntamiento hispalense ha elevado a la Delegación de Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla y ha notificado a la propia corporación.

Según informaron a Europa Press fuentes del caso, la inspección conjunta llevada a cabo por parte del director del Centro de Prevención de Riesgos Laborales, que estuvo acompañado por técnicos de dicho organismo, del propio Ayuntamiento y de representantes de los trabajadores, ha evidenciado "riesgos" e "irregularidades", acordes con el primer informe que la Junta realizó al respecto, y que desembocarían en el decreto de cierre del inmueble.

Esta inspección, en la que los técnicos han podido estudiar espacios que en la visita primigenia se encontraban clausurados, ha sido consecuencia de la reunión mantenida en la mañana de hoy entre el delegado de Empleo de la Junta en Sevilla, Antonio Rivas, y los agentes implicados, donde se aportaron informes del Cuerpo de Bomberos y de arquitectos del área de mantenimiento de Edificios Municipales.

El propio Antonio Rivas precisó a Europa Press, con respecto a los resultados de la nueva inspección, que "si se determina que las garantías están documentadas se reabrirá, y si no, se pedirán nuevos informes técnicos que acrediten la estabilidad del edificio, puesto que lo que más nos preocupa es la seguridad de los trabajadores".

Rivas, en este sentido, subrayó que la documentación aportada por el Ayuntamiento --informes de efectuación de las medidas aconsejadas por Vorsevi, así como de Conservación de Edificios Municipales y Bomberos, que hacen referencia a la ausencia de daños estructurales--, "sumada a la de 2006", podría ser "suficiente", si bien ello debe ser contrastado con el estado actual del edificio y el informe final que salga de la última inspección.

SIN "ANORMALIDAD", SEGÚN EL AYUNTAMIENTO

Por su parte, el concejal de Conservación de Edificios Municipales y presidente en funciones del Comité de Seguridad y Salud del Ayuntamiento de Sevilla, Joaquín Díaz (PSOE), dijo a Europa Press que la reunión de hoy "se tenía que haber hecho antes de todo este proceso", y que en ella se han mostrado tres informes "en los que personas cualificadas nos certifican que no hay daños estructurales en el edificio".

"Queremos dejar claro que en el edificio no se ha producido ninguna situación anormal y que está en las mismas condiciones que cuando se hicieron obras en 2006, con una causa sobrevenida, la obra anexa", señaló Díaz, en alusión a los fuertes temblores que propiciaron el desalojo reciente del inmueble.

No obstante, los sindicatos inciden en que, aunque el grueso de los trabajadores se ha presentado hoy en su lugar laboral tras la decisión del presidente del Comité de Seguridad y Salud de reabrir el edificio, están en estado de "estrés emocional" al observar "grietas en las que cabe una mano".