La Junta no detecta "en principio" anomalías en la empresa de Aznalcóllar del accidente mortal

El trabajador, identificado como F.J.L., estaba dado de alta y es vecino del barrio sevillano de Torreblanca

SEVILLA, 14 (EUROPA PRESS)

La empresa 'Recuperaciones Juan Oliva', en cuyas instalaciones del Parque de Actividades Medioambientales de Aznalcóllar (PAMA) ha muerto hoy un trabajador de 18 años al romperse el cuello, no incumplía "en principio" la legislación en cuanto a prevención de riesgos laborales, según dijo a Europa Press el delegado provincial de la Consejería de Empleo en Sevilla, Antonio Rivas, quien no obstante informó de que la empresa debe entregar el próximo lunes toda la documentación relativa a este aspecto.

El joven, identificado como F.J.L según informaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil, estaba dado de alta como trabajador según la información que obra en poder de Antonio Rivas. La empresa, además, es de carácter "familiar" y el próximo lunes debe comparecer ante las autoridades laborales al objeto de entregar toda la documentación correspondiente a sus planes de prevención de riesgos laborales, si bien el delegado de la Consejería de Empleo consideró que "en principio" la empresa no habría incurrido en incumplimientos.

En cuanto a la muerte del joven, si bien la Policía Local baraja un fallecimiento como consecuencia de la caída de una barra de hierro sobre su cuello cuando se incorporaba de recoger unos materiales, Antonio Rivas explicó que el muchacho trabajaba clasificando o separando materiales de plástico o metal y habría salido de las instalaciones hasta el lugar donde estaba "en funcionamiento" una carretilla elevadora.

La máquina, según dijo, se habría "desnivelado" hasta tal extremo que la uña de sus palas habría golpeado en el cuello a este joven vecino del barrio sevillano de Torreblanca, lo que ocasionó su muerte prácticamente en el acto.