La Junta ordena la paralización "total" e "inmediata" de la actividad en el inmueble de Diego de Riaño

El Ayuntamiento envía el informe de la Inspección de Trabajo a la asesoría jurídica y comienza a preparar la reubicación de empleados

SEVILLA, 8 (EUROPA PRESS)

La Inspección de Trabajo, dependiente del Ministerio de Trabajo Inmigración y coordinada por la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía, ha ordenado la paralización "total" e "inmediata" de la actividad laboral en el edificio municipal de la calle Diego de Riaño de Sevilla, donde se han detectado desperfectos de diversa consideración y que recientemente fue desalojado por fuertes temblores causados por una obra anexa.

Según informaron a Europa Press fuentes sindicales, esta medida se mantendría hasta que no exista una certificación y evaluación concreta de los daños existentes y se lleven a cabo las pertinentes medidas correctoras para garantizar la seguridad estructural del inmueble.

En el día de hoy, y pese a que los trabajadores acudieron a desempeñar su labor en el inmueble --el dictamen reciente del presidente en funciones del Comité de Seguridad y Salud municipal, Joaquín Díaz (PSOE), instaba a la reapertura--, representantes del Comité de Empresa y la Junta de Personal Funcionario informaron a los empleados de la petición de paralización de la actividad elevada por el Comité de Empresa y de la decisión de la Junta, por lo que finalmente no entró nadie, salvo algunos trabajadores de la asesoría jurídica.

El concejal de Conservación de Edificios Municipales y presidente en funciones del Comité de Seguridad y Salud del Ayuntamiento durante el conflicto, Joaquín Díaz (PSOE), recalcó a Europa Press la ausencia de enfrentamiento entre la Junta de Andalucía y el Consistorio, señalando en cambio la "colaboración" existente entre ambas entidades para tratar de resolver el problema.

Con respecto al informe de la Inspección de Trabajo, Díaz aseguró que la corporación local "no está de acuerdo", toda vez que la seguridad estructural del inmueble quedaría garantizada a través de los informes de bomberos y arquitectos, si bien señaló que el Ayuntamiento será "respetuoso" con el dictamen y mantendrá la paralización.

LAS OBRAS "SÓLO CAMBIAN EL ASPECTO"

En este sentido, según el edil, el Consistorio trabajará en tres vías, puesto que el informe ha sido entregado a la asesoría jurídica para ver si puede ser recurrido o no; asimismo, se empezarán a ejecutar las recomendaciones de Empleo y a documentar los requisitos solicitados, mientras que también se ha empezado a buscar edificios para reubicar a la máxima cantidad posible de trabajadores.

Asimismo, Díaz ha mantenido una reunión con el delegado provincial de Empleo de la Junta, Antonio Rivas, y con técnicos del Centro de Prevención de Riesgos Laborales, "en la línea de posibilitar y adecuar las medidas que se están adoptando por parte del Consistorio hispalense en aras de garantizar la seguridad de los trabajadores y usuarios que visitan el edificio".

Según las deficiencias detectadas por la Junta, la situación "no ha cambiado sustancialmente" después de las obras acometidas para paliar las deficiencias detectadas en octubre de 2006. A pesar de la corrección y la cubrición con capa de acabado con revestimiento de placa, o el remozamiento de los paramentos interiores, dichos trabajos "sólo cambian el aspecto".