La mortalidad laboral sube un 43% en enero y febrero y UGT y CCOO lo achacan a la reducción de medidas por la crisis

VALENCIA, 27 (EUROPA PRESS)

Los secretarios de Salud Laboral de los sindicatos UGT-PV y CCOO-PV, Carlos Calero y Juan Martínez, alertaron de que la mortalidad laboral subió un 43,8 por ciento en la Comunitat en los dos primeros meses de 2009 debido a "la reducción y el incumplimiento de las medidas de prevención y seguridad laboral por parte de las empresas" a causa de la crisis.

Los responsables sindicales analizaron hoy el estado de la seguridad y salud laboral con motivo de del Día Internacional de la Seguridad y Salud en el Trabajo, mañana 28 de abril, cuando se celebrará una concentración ante la Dirección General del Trabajo a la que le seguirá una manifestación por la calle Colón hasta la sede de las organizaciones empresariales valencianas, Cierval. Pese a la tendencia a la baja en el número de accidentes laborales de los últimos años, la Comunitat Valenciana registró en enero y febrero de este año 23 accidentes mortales frente a los 16 del mismo periodo de 2008.

Aunque este crecimiento contrasta con el total de accidentes, que disminuyó en un 57 por ciento, estas cifras demuestran según Calero "el evidente relajo de las empresas tanto en inversión en materia de prevención como en vigilancia ya que apenas hay diferencia entre un accidente mortal y el resto".

Los representantes sindicales lamentaron que a pesar de la caída de la siniestralidad, el número de accidentes mortales en la Comunitat no bajara del centenar el pasado año, al tiempo que atribuyeron la bajada de los accidentes leves a su "ocultación" por parte de las empresas que, ante el temor de una inspección, adoptan "medidas internas de resolución y retribución para el trabajador".

El secretario de salud laboral de CCOO se refirió al índice de incidencia, que relaciona el número de accidentes con el porcentaje de población ocupada. Atendiendo a este índice la diferencia de 2009 respecto al mismo periodo del año pasado se situaría en torno a uno o dos puntos, remarcó Martínez.

ENFERMEDADES PROFESIONALES

Desde UGT y CCOO resaltaron su preocupación por la "ausencia de reconocimiento" de las enfermedades profesionales que continúan siendo "invisibles" a pesar de la normativa de 2006 que fija un procedimiento de notificación y registro. En este sentido calificaron de "objetivo prioritario" el cumplimiento de la ley.

Esta situación, "especialmente grave" en la Comunitat -donde se reconoce una enfermedad profesional por cada 78 accidentes laborales-, se debe, a juicio de los sindicatos, al "boicot del Consell al desarrollo de la legislación". Al respecto señalaron que desde la entrada en vigor de la normativa la Generalitat "no ha activado ningún sistema de notificación, ni de registro, ni ha dado las directrices para que los médicos de atención primaria puedan iniciar el protocolo de detección".

Para ilustrar las "deficiencias" de las políticas valencianas, Martínez comparó los datos de las enfermedades profesionales en la Comunitat sobre el conjunto de España (5,87%) con los de otras autonomías como Cataluña (22,64%), País Vasco (14,8%) o Aragón (9,6%).

Además, criticaron la actitud de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) por impedir la puesta en marcha de la Estrategia Nacional de Seguridad y Salud que se pactó en 2007 por las administraciones públicas, la patronal y los sindicatos. Según los representantes sindicales la posición de la patronal "bloquea" la labor de los agentes dedicados a la orientación preventiva en "las 30.000 empresas de menos de 50 trabajadores sin representación sindical que existen en la Comunitat".

Sobre los tipos de enfermedadades, el secretario de CCOO aseguró que aunque el 80 por ciento de las patologías laborales son "músculo-esqueléticas" existe toda una serie de trastornos asociados a diferentes sustancias como el amianto o el sílice así como a los riesgo psico-sociales que comportan determinadas actividades laborales.

Calero afirmó que los sindicatos "no van a retroceder ni un paso en materia de seguridad laboral porque la salud de las personas está por encima de cualquier circunstancia" en relación con la "inmunidad" en las obligaciones preventivas que la crisis "está brindando" a las empresas.