La OIT advierte de que la crisis provocará un mayor número de accidentes y enfermedades profesionales

MADRID, 28 (EUROPA PRESS)

El director general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), Juan Somavia, denunció hoy, con motivo del Día Mundial de la Seguridad y Salud Laboral, que el trabajo en condiciones inseguras es una "tragedia humana" y avisó de que la actual crisis podría conllevar un aumento de la siniestralidad laboral.

"Gran parte de esta tragedia, que cada año azota a millones de trabajadores, pasa inadvertida: ni se ve ni se oye hablar de ella, y ello pese a que mucho podría hacerse por evitarla", subrayó Somavia.

El director general de la OIT advirtió de que se deben cuidar las las estrategias de ajuste y recuperación económica para que "no tomen azarosos derroteros" que devalúen la vida humana y la seguridad en el lugar de trabajo.

El Programa sobre Seguridad y Salud en el Trabajo de la OIT (SafeWork) estima que cada día cerca de 1 millón de trabajadores son víctima de accidentes en el trabajo y más de 5.500 trabajadores mueren a causa de accidentes o enfermedades profesionales.

La directora de este programa, Sameera Al-Tuwaijri, avisó de que el número de accidentes, enfermedades y problemas de salud relacionados con el lugar de trabajo aumentará debido a la actual crisis económica.

"La reducción del gasto público también comprometerá la capacidad de los inspectores del trabajo y de otros servicios de seguridad y salud en el trabajo. Las condiciones precarias de trabajo aumentarán, sumándose al riesgo de accidentes y enfermedades", señaló Al-Tuwaijri.

La OIT ha abordado el tema de la seguridad y salud en el trabajo desde su fundación en 1919, y las normas internacionales sobre seguridad y salud en el trabajo figuran entre las primeras en ser adoptadas por la Organización.

"La seguridad y la salud en el trabajo constituyen un derecho humano y forman parte integrante del programa para un desarrollo centrado en las personas. Este Día Mundial nos brinda la oportunidad de adoptar una posición común en defensa de la dignidad de la vida humana en el trabajo. Se supone que el trabajo debe facilitar la vida, no quitarla. El trabajo decente significa también un trabajo sin riesgos", concluyó Somavia.