La siniestralidad laboral en Navarra desciende de forma ininterrumpida desde el año 2000, según un estudio de UGT

PAMPLONA, 23 (EUROPA PRESS)

La siniestralidad laboral en Navarra ha descendido de forma ininterrumpida desde el año 2000, según se desprende de un estudio elaborado por el servicio de Salud Laboral del sindicato UGT de Navarra. En el año 2008 este descenso fue "ligero", en concreto del 1,1 por ciento respecto al año anterior.

El informe, presentado hoy en rueda de prensa por la responsable de Salud Laboral de la UGT de Navarra, María José Latasa, señala que la evolución de los últimos nueve años coincide con el inicio de los programas de lucha contra la siniestralidad, acordados entre Gobierno foral, patronal, UGT y CCOO y recogidos en los sucesivos Planes de Empleo de Navarra.

Según expuso Latasa, la siniestralidad "es inevitable" pero se puede reducir y aunque "se han impulsado las mejoras en los planes contra la siniestralidad, aún queda mucho por cumplir" y controlar también a través de las inspecciones a las empresas. En 2008, UGT visitó 664 empresas, la mayoría PYMES y se realizaron 1.039 actuaciones.

Sobre el número de accidentes en 2008, en Navarra se registraron un total de 29.653, cifra que supone un "ligero descenso" de un 1,1 por ciento respecto del año anterior y que se debe, según Latasa, "a que han disminuido los accidentes con baja (11.989 frente a 13.092 de 2007).

En cuanto a accidentes mortales, en 2008 se registraron nueve en el puesto de trabajo, lo que supone mantener la misma cifra total del año anterior y el mismo índice de incidencia, (número de accidentes ocurridos por cada mil trabajadores), es decir, 3,8 accidentes mortales por cada mil trabajadores.

Por sectores, Latasa también destacó que se ha producido una disminución del índice de incidencia en todos, excepto en Agricultura. El sector en que más accidentes se registraron fue la Construcción, aunque se registró un descenso importante del índice de incidencia (13,4 por ciento) respecto al año anterior, mientras que en Industria y Servicios hubo un descenso del 6,4 por ciento y del 5,3 por ciento, respectivamente. En Agricultura, por el contrario, se produjo un aumento de un 5,7 por ciento de los accidentes laborales.

Asimismo, la responsable sindical destacó que casi la cuarta parte de los accidentes laborales los sufrieron personas con menos de tres meses de antigüedad; casi la mitad fueron personas con menos de un año en el puesto de trabajo y un 61,4 por ciento afectaron a trabajadores con menos de tres años de antigüedad.

Por otro lado, alrededor del 12 por ciento de los accidentes laborales recayeron en colectivos especialmente sensibles (jóvenes y mayores de 55 años), mientras que más de la mitad de los accidentes se produjeron en empresas de 50 o menos trabajadores. Los accidentes sufridos por trabajadores inmigrantes representan el 19 por ciento del total.

ENFERMEDADES Y ACTUACIONES

Respecto a las Enfermedades Profesionales, apuntó que en Navarra se comunicaron 1.687 partes, cifra algo superior a los 1.551 partes que se comunicaron en 2007, pero bastante inferior a los 1.978 del año 2006.

Esto se debe, a su juicio, "a la mala praxis de las Mutuas de Accidentes de Trabajo y Enfermedades Profesionales, que están desviando al Sistema Público de Salud los costes que deberían asumir por estas Enfermedades Profesionales no declaradas". Las más comunes, cerca del 80 por ciento, son las relacionadas con dolores musculares causadas por posturas forzadas.

Con todo, y aunque las cifras de accidentes laborales han disminuido en los últimos años, Latasa afirmo que siguen siendo "inadmisibles" y una "autentica lacra social". Por ello, el sindicato va a llevar a cabo una serie de medidas como poner en práctica la Estrategia española sobre Seguridad y Salud en el trabajo 2007-2012; poner en funcionamiento el IV Plan de Empleo de Navarra; el convenio de colaboración firmado con la Fiscalía en materia de Siniestralidad Laboral, así como participar en la ejecución del II Plan de Salud Laboral de Navarra 2007-2012.

También hizo referencia a las medidas incluidas dentro del Plan de Empleo de Navarra en materia de Salud orientadas a visitas a obras públicas, a empresas pequeñas y a visitas a empresas con una plantilla no superior a 150 trabajadores.